Desde la muerte de Steve Jobs, Apple está menos interesada en demandar al resto de compañías por infringir supuestamente sus patentes y más en llegar a acuerdos por uso de patentes, ya sea pagando ellos por usarlas o siendo pagados por otras compañías. Ahora Apple ha llegado a un acuerdo con otra compañía, Ericsson, para terminar una larga disputa sobre patentes.

Durante los próximos siete años, Apple pagará una pequeña cantidad a Ericsson por cada producto sujeto a patentes de Ericsson que se venda, y eso es sobre todo los iPhone. Ericsson posee más de 35.000 patentes relacionadas con la telefonía, y este acuerdo abre las puertas también a una colaboración más estrecha entre ambas, y sobre todo en el terreno del 5G.

Apple realizará un pago inicial a Ericsson por los productos vendidos hasta el momento, pero no han indicado la cantidad, y tampoco la de los royalties que recibirán por dispositivo vendido. En el proceso se terminan todas las disputas legales que ambas compañías mantenían en los distintos países. Ericsson ingresa anualmente más de 1.500 millones de dólares por licencias de sus patentes.

Vía: TechCrunch.