El mundillo de los centros multimedia ha tenido como uno de sus principales promotores al Apple TV (y también los dispositivos de Roku), un éxito de ventas hasta que empezaron a llegar hace relativamente poco los dispositivos como Chromecast en 2013 y posteriormente los primeros dispositivos con Android TV en 2014.

Pero de esos dispositivos se hizo evidente que el Apple TV necesitaba tener acceso a la App Store, y finalmente Apple presentó su nuevo centro multimedia el pasado septiembre. Está llamado a ser un gran éxito, o al menos entre aquellos que están más metidos en el ecosistema de Apple, porque el antiguo Apple TV y el nuevo Apple TV son el eslabón que falta en cualquier salón para sacar el máximo provecho a los actuales dispositivos móviles.

Hardware

Apple ha mantenido el diseño del anterior Apple TV, pero en esta ocasión es un poco más alto. Lo que ha cambiado considerablemente es el mando que le acompaña, que ahora se llama Siri Remote. Hay varias novedades importantes en el mando: el micrófono y botón de Siri, la posibilidad de controlar el volumen del televisor, y la zona táctil superior que permite desplazarse por los distintos menús y también hacer clic.

Hay un importante problema de diseño con el mando, puesto que es difícil, distinguir a simple vista cuál es la parte superior con la zona táctil y cuál la inferior. Es muy habitual (me ha pasado ya una decena de veces) el ir a mover el mando del sofá a la mesa y tocar sin querer la zona táctil, desplazando la reproducción de la película por además apretar esa zona. Cuando estás prestando atención a una película o serie, tu mente no está pensando en que tienes que coger bien el mando.

El procesador elegido por Apple es el A8 incluido en el iPhone 6, que es más que suficiente para reproducir juegos y contenido multimedia a 1080p. Le acompañan 2 GB de RAM y 32 GB de almacenamiento interno. La conectividad está al cargo de Wi-Fi 2x2 802.11 ac, una conexión Ethernet 10/100, Bluetooth 4.0 para conectar con el mando y otros dispositivos inalámbricos, y conexión HDMI 1.4. También incluye un puerto USB Type-C para labores de gestión.

El tema de la no reproducción de contenido a 4K es una oportunidad perdida para Apple, pero tampoco hay mucha competencia en los centros multimedia que lo soporten ni contenido a 4K. Roku 4 y Nvidia SHIELD son dos de los que lo soportan, y la primera es simplemente un reproductor de contenido, y el segundo es una microconsola con Android TV.

Software y App Store

La gran novedad del nuevo Apple TV es la versión tvOS 9.0 que integra gran parte del código de iOS que le permite ejecutar versiones de juegos y aplicaciones adaptadas al formato del televisor. La App Store cuenta con más de 2.600 aplicaciones a fecha de hoy para el nuevo Apple TV, y seguirán llegando muchas más y a una gran ritmo.

La interfaz incluye nuevas animaciones a la hora de ir moviendose por los iconos, pero por lo demás se mantiene igual. Las aplicaciones nativas han actualizado su interfaz, y la zona de ajustes del dispositivo es prácticamente igual. Incluye nuevas opciones para controlar en qué está invertido el almacenamiento interno.

La característica que está usando más Apple para promocionar el centro multimedia es Siri. Con el botón dedicado en el mando, se pueden realizar búsqueda de contenido por voz y, desde la actualización a tvOS 9.1, manejar por voz la reproducción de Apple Music. En general funciona bien... cuando consigues dar con las palabras exactas para ejecutar lo que quieres (al menos con Siri en español, en inglés funciona bastante mejor). Es un proceso de prueba y error que a más de uno hará desistir de emplearlo porque termina siendo más rápido desplazarse con el mando por la interfaz.

También se ha añadido en tvOS 9.1 compatibilidad con la aplicación Remote de Apple, pero la aplicación no ha sido actualizada por lo que faltan los botones de la interfaz. Se echa de menos que se pueda dar órdenes por voz desde un iPhone, aunque la utilidad principal de esta aplicación es poder usar el teclado más rápidamente.

Apple está intentando que los desarrolladores lleven juegos importantes al Apple TV, y curiosamente uno de los que sin duda llamarán más la atención es Just Dance 2016, aunque sólo tenga una canción gratuita y el resto sean de pago. Pero al menos las compañías se están planteando llevar aplicaciones de consola a este centro mulmedia o microconsola. Hay otros juegos que están teniendo bastante éxito y son recomendables, y los usuarios están más dispuestos a gastarse dinero en juegos para el Apple TV que para su iPhone.

Conclusión

Por un precio de 179 euros no es una mala inversión para aquellos que estén metidos en el ecosistema de Apple, que es en realidad hacia los que está más orientado este producto. Por supuesto que alguien que no tenga un iPhone o un Mac le puede sacar más rendimiento (aunque hay muchas aplicaciones de Android que usan el protocolo AirPlay para enviarle contenido) y empezar a disfrutar de los juegos de la App Store y aplicaciones multimedia como Netflix o Plex.

Pero en última instancia, este tipo de producto, independientemente si es un Roku, un Android TV o un Apple TV, tiene la misma utilidad y uso, y no hay en realidad nada que diferencie unas alternativas de otras. Roku es más barato, sin acceso a tantos juegos y aplicaciones (dentro de las pocas miles que tienen Android TV y Apple TV), pero cumple con el cometido de reproducción de multimedia como los demás.

Opciones más baratas como Chromecast tienen el inconveniente que necesitan usarse junto a un teléfono para irle enviando el contenido, y en muchas ocasiones resulta más conveniente disponer de un centro multimedia más completo en el salón y que se pueda usar sin problemas para algún juego sencillo. Pero resumiéndolo, Apple TV es un buen producto, rápido, fiable y para usuarios sobre todo de iOS y OS X. Posiblemente el mejor centro multimedia que hay ahora mismo en el mercado.

Puntuación

9.0

sobre 10

Lo mejor

  • El añadido de la App Store lo convierte en muchísimo más útil.
  • El rendimiento es perfecto.

Lo peor

  • Siri no termina de funcionar bien.
  • No posee reproducción a 4K.