Durante 2014, Mozilla comenzó con su plan de eliminar su dependencia financiera de la publicidad procedente de Google, estableciéndolo como el motor de búsqueda por defecto de Firefox. Ese hecho hizo que a principios de año el buscador de Bing recuperara terreno en EE. UU., y ahora la compañía esté en situación de declarar su independencia económica.

Durante 2014, Mozilla ingresó 330 millones de dólares, el 98 % del cual procedió de la publicidad y más específicamente casi todo de Google. De hecho la fundación ha comentado que ya no cuenta con relación comercial con Google, a pesar de que sigue siendo el buscador por defecto en Europa. En Rusia mantienen un trato con el buscador Yandex, en EE. UU. con Bing, y en China con Baidu.

Estas nuevas relaciones ha hecho que diversifique sus fuentes de ingresos publicitarios entre proveedores, además consiguiendo tratos más beneficios en el plano económico de lo que tenían con Google. La llegada del navegador a iOS será una suculenta nueva fuente de ingresos, y la introducción de Firefox OS a los televisores inteligentes es una apuesta a corto plazo de la compañía.

Vía: Ars Technica.