Sony cuenta actualmente con el 40 % del mercado de los sensores para cámaras digitales, y tiene la intención de expandir su cuota de mercado a través de un acuerdo con Toshiba. Ese acuerdo era un rumor la semana pasada, hablándose de una adquisición por valor de 165 millones de dólares, pero hoy es un hecho ya que Sony ha confirmado sus inteciones.

La fábrica de sensores de cámara de Toshiba ubicada en Oita (Japón) va a pasar al control de Sony, incluido los 1.100 empleados y el equipamiento. La transferencia de la propiedad de la fábrica se realizaría a finales de marzo de 2016. En las intalaciones se fabrican controladores de memoria y sensores de imagen CMOS.

Los términos concretos del acuerdo se tendrán que establecer antes de final de año, aunque por el momento no se hace referencia a ninguna posible patente o tecnología específica que pueda pasar a manos de Sony. Como indica el comunicado, podría tratarse simplemente de una necesidad de Sony de expandir la producción de sensores, y para ello nada mejor que comprar una nueva fábrica y adaptarla a sus propias tecnologías y métodos de fabricación.

Vía: The Verge, Sony.