Por si no hubiera ya suficientes compañías tecnológicas poniendo a la venta teléfonos Android (incluido el primero de BlackBerry), ahora van las de bebidas carbonatadas a introducirse en el sector. El restultado es que Pepsi podría poner a la venta un teléfono de 1.299 yuanes (unos 180 euros sin IVA) denominado Pepsi P1.

El anuncio previo se habría realizado en la web de Weibo (la versión china de Twitter) hace unos días. Otra cuestión es que haya sido la propia compañía la que haya realizado el desarrollo del teléfono (improbable) o lo haya dejado en una compañía externa con la única intención de ponerle su logo en la parte de atrás.

Las características incluirían una pantalla de 5,5 pulgadas 1080p, 2 GB de RAM, un procesador sin determinar a 1,7 GHz, cámara de 13 megapíxeles, frontal de 5 MP, 16 GB de almacenamiento interno y batería de 3.000 mAh. Esta phablet tiene toda la pinta de que sólo se va a vender en China, por lo que los fans de esta bebida del resto del mundo lo tendrán difícil para hacerse con una.

Vía: BGR.