Los errores de Internet Explorer van a perseguir a Microsoft para siempre. El cambio de nombre no ha servido de nada entre aquellos usuarios que siguen viendo al maligno en el nuevo navegador de la compañía, a pesar de los esfuerzos de esta para presentar un navegador competente.

Windows 10 ya está instalado en más de 110 millones de ordenadores, pero no puedo decir que la cifra de usuarios del navegador de Internet Microsoft Edge sea la misma, al menos es Estados Unidos, donde se ha presentado una gráfica en la que se muestra que el navegador alcanza cifras de uso bajas.

Como se ve en la figura, Edge solo supera en uso en Estados Unidos a Intenet Explorer (que gracias a Dios está bajo mínimos), alcanzando un tímido 12% del total de trafico. Le sigue de cerca Firefox con un 14%, y arriba del todo, reinando con un 70%, Google Chorme, que parece que se ha convertido en el navegador favorito de los estadounidenses. Cabe destacar que estos datos están tomados solo del tráfico de ordenadores con Windows 10, que es el único en el que está disponible Edge. Si tuviéramos en cuenta todas las versiones de Windows, la cuota de Edge sería muchísimo más baja.

El tema es tan sencillo como esto: los usuarios de Internet Explorer que se cansaron de sufrir al navegador, dieron el salto a otros como Firefox aunque mayoritariamente Chrome en los últimos años. A pesar de las mejoras de Edge respecto a Internet Explorer, los usuarios están contentos con sus actuales navegadores que no quieren cambiar, y para muchos de ellos, esa letra e sigue significando lentitud, a pesar del cambio.

Vía: PC World.