Apple ha puesto en circulación la actualización a iOS 9, y lejos de incluir novedades importantes (aunque hay algunas muy interesantes), ha preferido en esta ocasión centrarse en mejorar todos los aspectos del sistema operativo. Eso incluye las aplicaciones del sistema, servicios como Siri, añadir ajustes del sistema como un modo de ahorro de energía, y en general que vaya fluido en los dispositivos más antiguos.

Dispositivos compatibles: iOS 9 está disponible para instalar en cualquier dispositivo que permita instalar iOS 8, por lo que eso significa que está disponible para el iPhone 4S y el iPad 2, y puesto que Apple se ha centrado en mejorar el rendimiento y consumo del sistema operativo, funciona mejor en esos dispositivos que iOS 8.

La actualización ocupa apenas 1,1 a 1,3 GB (según dispositivo), frente a los 4,5 GB que se necesitaron descargar para pasar de iOS 7 a iOS 8.

Novedades de la interfaz y ajustes

Lo primero que se ve en iOS 9 es que hay un cambio de la fuente tipográfica llamada San Francisco que se utiliza por defecto en el sistema operativo, y es un cambio que también se ha realizado en OS X El Capitán. Esto le da un aspecto diferente, más moderno, e indirectamente más parecido a la fuente utilizada en Android (llamada Roboto).

Apple recupera la pantalla de Spotlight desplazando la pantalla de inicio hacia la izquierda (donde siempre estuvo), con los añadidos de que será ahí donde se muestren los contactos más relevantes y otra información adicional. Desplazar la pantalla de inicio hacia abajo mostrará a partir de ahora simplemente el buscador sin información adicional.

159718 bytes 95820 bytes 89371 bytes

La pantalla de multitarea cambia, mostrándose en la página inferior la aplicación de Continuity que esté abierta en otro de nuestros dispositivos de Apple, y las aplicaciones abiertas se muestran en una galería visualmente mucho más interesante (pero que es parecida a la de Android Lollipop pero con desplazamiento horizontal en vez de vertical, ¿coincidencia?).

Apple también modifica el teclado de iOS 9, mejorando uno de los aspectos más criticados de que no se diferenciaba cuándo se tenía activadas las mayúsculas y cuándo no. Para ello ahora los caracteres del teclado cambian entre mayúsculas y minúsculas según se tenga activado el shift o no. El teclado que más cambios sufre es el del iPad, que se puede transformar en un trackpad en cualquier momento para mejorar la edición de texto.

iOS 9 incluye un modo de bajo consumo, que se puede activar bajo Ajustes > Batería, y diversos movimientos en los ajustes para organizarlos mejor (como por ejemplo que para ver el uso de las aplicaciones ahora están bajo esa sección de Batería y muestra los minutos de uso pantalla).

Novedades en las aplicaciones básicas

Las aplicaciones del sistema operativo reciben multitud de cambios, como por ejemplo Notas. En esta ocasión ha recibido una actualización importante, y ahora se podrán también realizar dibujos para guardarlos con el resto de notas de texto, y se hará con la posibilidad de trazar líneas rectas con una regla, rotuladores de colores y demás, para asegurar que se tiene la oportunidad de tomar notas escritas de la forma que el usuario quiera. No es una gran novedad en los teléfonos, pero siempre contar con estas cosas integradas en el ecosistema de Apple resulta muy útil.

Apple ha añadido a la aplicación de Mapas características fundamentales, como indicaciones por transporte público, pero desgraciadamente están disponibles sólo para algunas ciudades (y ninguna de España está entre ellas). Una pena que esté tardando tanto en añadir la información, para lo que habrá que seguir recurriendo a Google Mapas o HERE Maps.

158143 bytes 257861 bytes 230701 bytes 130041 bytes 60531 bytes

También se realizarán sugerencias en base a la ubicación de sitio es de interés con Cerca (está disponible sólo en China y EE. UU. por ahora), pero sobre todo se ha mejorado mucho la fiabilidad de las rutas y la información adicional que se muestra. Más interesante son los bloqueadores de contenido en Safari, con los que extensiones como AdBlock ya pueden funcionar en iOS. Una característica que para los que aprecian más su privacidad encontrarán indispensable.

Nuevas características y aplicaciones

La aplicación a la que prestaron más atención en la presentación de iOS 9 fue la de Apple News, pero siendo las compañías como son, suelen limitar el lanzamiento de las aplicaciones de contenidos inicialmente al inglés y específicamente a EE. UU., y es lo que ocurre. Por tanto tampoco puedo hablar mucho de ella no habiendo podido usarla.

Sin embargo, hay otra que permitirá gestionar el contenido de iCloud como si fuera una alternativa real de Dropbox. iCloud Drive es esa aplicación, y para mi gusto llega demasiado tarde. Es un ejemplo de la poca atención que ha puesto históricamente Apple a los servicios de internet, y que hasta hace tan sólo un par de años iCloud no funcionaba como debía de funcionar (para desesperación de los desarrolladores).

Para el iPad

La característica más importante para el iPad, aparte de poder usar el teclado nativo como un trackpad, es la llegada de las ventanas multitarea. Llegan en tres modos: Slide Over para mostrar la aplicación más reciente en un lateral e interactuar con ella, Split View para dividir la pantalla entre dos aplicaciones (con proporciones configurables), e Imagen dentro de imagen que permitirá poner en algún lugar de la pantalla una ventana con contenido como un vídeo. Las aplicaciones de iOS ya están preparadas para hacer uso de los distintos modos desde iOS 8 por sus diseños adaptativos.

Siri, más útil que nunca

Asistentes personales. Parece una eternidad desde que Siri llegó en iOS 5 en 2011, y luego llegó Google Now a mediados de 2012 de manera muy básica, y el año pasado Cortana para Windows Phone. En este apartado Apple ha marcado tendencia, y el camino hacia lo que deben ser este tipo de servicios.

Apple ha mejorado en iOS 9 el reconocimiento de voz de Siri (reducen el índice de error por palabra al 5%), que además ahorá irá mostrando en tiempo real lo que vayamos diciéndole. Si en iOS 8 se podía activar diciendo "Oye Siri" mientras estaba cargándose el dispositivo, ahora con el iPhone 6s se podrá activar en cualquier momento sin que repercuta en la duración de batería gracias al coprocesador M9 del Apple A9.

Además que para mejorar su fiabilidad, ahora se le podrá entrenar a Siri para que reconozca mejor nuestra voz y sólo se active con la nuestra. Desde Siri se podrán activar y desactivar muchos de los ajustes del teléfono ("Oye Sir, desactiva el Bluetooth"), la información que muestra de utilidad (carteleras, resultados deportivos, búsqueda de restaurantes y sun sinfín de otras posibilidades), aunque en este caso la mayoría de los cambios son añadidos a los servidores de Apple.

Pero lo más interesantes son los recordatorios contextuales, como por ejemplo "Recuérdame que llame a mi hermano cuando llegue a casa", en base a la información de otras aplicaciones como Safari, Correo o Notas.

En general, es muchísimo más útil, y hace más difusa la línea de ventaja que tiene Cortana en este terreno. La mejora en el reconocimiento de voz también se hace notar en Spotlight, que habilita las búsquedas por voz (con bastantes buenos resultados), y las búsquedas inteligentes permitirán que las aplicaciones de terceros puedan integrarse con el buscador de iOS (mostrará resultados de búsqueda de archivos guardados en Dropbox, por ejemplo).

61514 bytes 131443 bytes 79292 bytes

Mejoras de rendimiento y espacio libre

De forma transparente para el usuario, Apple ha incluido mejoras en la forma de distribuir las aplicaciones desde la App Store. La característica App Thining es una de esas que no se entiende cómo no han llegado antes. Actualmente los binarios de las aplicaciones incluyen las imágenes para pantalla normal, Retina y "Retina Plus" (la del iPhone 6 Plus), y se descargan todas a los dispositivos durante la instalación.

Las mejoras en los servidores e iOS permite que en el momento de instalar una aplicación se elija qué imágenes, tipo de binario (32 ó 64 bits) y conjunto de gráficos (GPU rápida o lenta) se descargan al dispositivo. El resultado según Apple es que se ahorra hasta un 40% del espacio en disco. Otra cuestión es la tozudez de Apple en no incluir con almacenamiento básico 32 GB, pero al menos está tomando medidas para ahorrar lo que ocupa iOS y las aplicaciones (o incluso desinstalar aplicaciones básicas de iOS).

Actualización recomendable

Una de las discusiones más frecuentes que tenemos entre los redactores de Geektopia es si en iOS existe o no fragmentación. Los argumentos a favor de que sí que hay es que ciertas características nuevas pueden no estar presentes en los dispositivos más antiguos, y eso crea dispositivos de primera y de segunda. Los argumentos a favor del no se centran en que a cambio de ello los teléfonos más antiguos reciben actualizaciones de seguridad, estabilidad y rendimiento. En lo que ambas partes estamos de acuerdo es en que Apple no menciona abiertamente las características que se pierden con la actualización.

Soy de los que opinan que no hay fragmentación, o no en el sentido de Android. En esta ocasión sí que criticaría la no inclusión de la multiventana en el primer iPad Air, porque a priori no afecta al rendimiento al combinar la mayoría de las aplicaciones. Pero en algunas concretas, como de diseño o que tengan que hace una decodificación de vídeo intensiva, podría tener un impacto en el rendimiento del iPad y hacer que diera algún salto. Algo terminantemente prohibido en Apple, y capan una utilidad enteramente en el iPad Air.

Sea como sea, en iOS 9 no hay grandes pérdidas de funcionalidades en los dispositivos más antiguos (aunque tras haber pasado por seis versiones de iOS, el iPad 2 o el iPhone 4s ya han perdido bastantes). Puesto que Apple se ha centrado en mejorar el rendimiento y añadir pequeñas características y mejoras a lo que ya hay, se puede instalar en todos los dispositivos compatibles con iOS 8, sin pérdida prácticamente de las características nuevas, y prácticamente sin pérdida de velocidad, incluso en el iPhone 4s y iPad 2 (que ya las perdieron en iOS 7, y reducido en iOS 8).

En general son añadidos útiles, incidiendo en el creciente (y útil) sector de los asistentes personales que puso de moda en iOS 5 con Siri junto al lanzamiento del iPhone 4s.