Silicon Valley es conocida actualmente por ser una zona al sur de San Francisco en la que se asientan las mayores empresas tecnológicas del mundo. Pero originalmente se centró en empresas de fabricación de transistores de silicio, como Fairchild, Intel y AMD. Con el tiempo fueron llegando otras empresas dedicadas a desarrollar productos relacionados, como computadoras o software.

Samsung ahora quiere levantar su propio Silicon Valley en Corea del Sur y para ello va a invertir 14.260 millones de dólares en un emplazamiento de un tamaño igual a 400 campos de fútbol. Puesto que la compañía es posiblemente la más importante hoy en día en la producción de todo tipo de productos relacionados con los semiconductores (no solo para procesadores), esta inversión le permitirá mantenerse por delante de su competencia.

El tamaño del nuevo complejo será el doble que las dos mayores factorías con las que cuenta actualmente. Esta nueva factoría comenzará a funcionar en 2017 y podría ser la destinada a fabricar los transistores de 10 nm FinFET que potenciarán los futuros procesadores de la compañía. También permitirá que Samsung deje de necesitar los procesadores de otras compañías como Qualcomm para todas sus gamas de teléfonos.

Vía: The Verge.