Desde las revelaciones del espionaje de la NSA por parte de Edward Snowden hay cada vez más preocupación sobre la privacidad de la información personal. Yo no estoy especialmente preocupado porque, bueno, internet lo uso para cosas nada ilícitas y si alguien se hace con una foto mía en la playa me da igual. Hay una máxima de la seguridad en internet: si no quieres que algo llegue a las manos equivocadas, no lo subas.

Pero mi punto de vista no es el de otros muchos usuarios que prefieren que sus comunicaciones sean más seguras que las del presidente Obama. Para ellos hay varias soluciones, desde el BlackPhone hasta el nuevo Turing Phone. Esta fabricado con una aleación denominada liquidmorphium que aseguran que es más resistente que el acero y el titanio. La carcasa del teléfono también contiene piezas fabricadas en aluminio, cerámica y plástico para mejorar la resistente a caídas.

16965 bytes 8993 bytes 13072 bytes 13416 bytes 14919 bytes 5295 bytes 9640 bytes

Su hardware incluye un procesador Snapdragon 801 con 3 GB de RAM, 16 GB de almacenamiento interno (con opciones de 64 y 128 GB), una pantalla de 5,5 pulgadas Full HD, batería de 3.000 mAh, una cámara trasera de 13 megapíxeles, frontal de 8 MP, lector de tarjetas micro SD de hasta 128 GB y cuenta con concetividad LTE compatible con las bandas europeas y norteamericanas.

Llegará con Android 5.0 Lollipop preinstalado y una capa de personalización Turing UI. Si te comunicas con otro Turign Phone se establecerá una conexión segura mediante verificación de identidad a través de un centro de distribución de claves. De esta forma habrá protección extremo a extremo en todas las comunicaciones realizadas entre ambos dispositivos.

Saldrá a la venta el 10 de agosto y costará 740 dólares la versión de 64 GB y 870 $ la versión de 128 GB.

Vía: EnGadget.