A escasos días de la presentación del HTC One (M9), la compañía taiwanesa ha comenzado a actualizar su buque insignia de 2013, conocido como One (M7) y que le valió un éxito de diseño y situándolo a la altura del iPhone. Finalmente ha comenzado a distribuir la actualización a Android 5.0 a este modelo, que todavía se puede encontrar en el mercado y a través de algunas operadoras.

El hardware de este teléfono sigue siendo bueno, aunque la cámara dos años después con sus 4 "ultrapíxeles" (megapíxeles de mayor tamaño) vaya a ser abandonada por HTC en favor de una de 20 megapíxeles. Una pantalla 1080p, cuerpo de aluminio y Android 5.0 lo convierten en un terminal que seguirá funcionando de manera fluida.

Vía: Phone Arena.