Xiaomi es el fabricante de smartphones que más rápido está aumentando sus ventas. En 2014 vendió 61,12 millones de teléfonos, y en 2015 quiere batir sus propios récords. La consecuencia de este crecimiento, llevado a cabo sobre todo en su país natal, es que ha desplazado a Samsung como mayor vendedor de teléfonos. De hecho incluso Apple ahora vende más que Samsung en China según los datos de IDC.

Samsung no atraviesa un buen momento y eso es debido a que los demás fabricantes han mejorado a pasos acelerados en la calidad-precio de sus productos menos Samsung. Si miráis la siguiente tabla, incluso Huawei y Lenovo han vendido más que Samsung en el cuarto trimestre (Q4 en inglés, o 4T en español) de 2014. En el total anual, habría un empate técnico entre Xiaomi y Samsung, con el 12,5% de la cuota de ventas, aunque Xiaomi se situaría en primera posición por apenas una diferencia de 0,4 puntos porcentuales.

Vía: TechCruch.