En los últimos días han aparecido informes que apuntan a un mismo acontecimiento: el sector de las tabletas no está en su mejor momento. Teniendo en cuenta que llevan unos cuatro años entre nosotros, desde la presentación del primer iPad, es un hecho preocupante para Apple y el resto de grandes fabricantes de tabletas.

El nuevo estudio de Canalys afirma que el mercado mundial de las tabletas descendió en el cuarto trimestre de 2014 un 12% con respecto a 2013, lo que lo situó en 67 millones de tabletas vendidas. Si lo comparamos con los más de 300 millones de teléfonos inteligentes vendidos no parecen muchas, pero aun así son un sector que mueve mucho dinero. Estancado, pero que genera dinero.

Los fabricantes tendrán que revisar su estrategia a corto plazo en este sector, y puede significar la salida de muchos de ellos del mercado de las tabletas. El principal motivo de la disminución de ventas es el mismo en todos los estudios: las phablets. Muy especialmente el iPhone 6 Plus, ya que se trata del primer dispositivo de este tipo que pone a la venta Apple.