Asus sigue intentando encontrar su lugar en el sector de los teléfonos móviles en un momento en el que parece que las ventas de PCs han frenado su caída. Con el Zenfone 2 quiere hacerse un hueco en la gama media (o media-alta, es pronto para decirlo) de Android, con una agresiva apuesta de hardware.

Este nuevo teléfono viene con una pantalla de 5,5 pulgadas y resolución 1080p, con un procesador Intel Atom Z3580 y con opciones de RAM de 2GB DDR3L o 4GB DDR3 (memoria de bajo consumo o normal) convirtiéndose en el primer teléfono que va a contar con esta cantidad de memoria. En cuanto al almacenamiento interno, el comprador podrá optar por 16, 32 y 64GB. El teléfono apenas tiene 3,3 milímetros de borde lateral, y el 72% del frontal es pantalla, y los botones están en la parte posterior como en el LG G2. La parte trasera está ligeramente curvada, y en su extreno más fino llega a los 3,5 milímetros.

La cámara de fotos frontal es de 5 megapíxeles y cuenta con un flash similar al True Tone del iPhone para mejorar el tono de piel de los fotografiados, y además es de gran angular. La cámara trasera es de 13 megapíxels con apertura f/2.0. La batería de 3.000 mAh se podrá recargar hasta el 60% en tan solo 39 minutos. Cuenta con doble ranura SIM,del tipo Dual Active, por lo que ambas tarjetas estarán activas incluso cuando estemos atendiendo una llamada. Es uno de los pocos teléfonos que hay por el momento Dual Active.

Este teléfono, con procesador Intel de 64 bits, viene afortunadamente con Android 5.0 para aprovechar al máximo la arquitectura. Se pondrá a la venta en torno a marzo, y llegará en color negro, oro, gris, rojo y blanco. Su precio lo he dejado para el final: desde 199 dólares (impuestos no incluidos). Existirá un segundo modelo con zoom óptico que costará 399 dólares y estará disponible a finales del segundo trimestre del año.

Vía: Asus.