Durante 2014 no ha habido grandes novedades en el terreno de los SoCs para dispositivos móviles. El Snapdragon 801 fue una actualización menor del Snapdragon 800, mientras que el Snapdragon 805 incluye una GPU Adreno 420 que mejora en un 40% el rendimiento de la Adreno 330 del Snapdragon 800. Nada que influya realmente en el día a día en un smartphone.

Ahora llegan rumores de que Qualcomm está sufriendo problemas en la fabricación de los procesadores Snapdragon 810 de 64 bits, que debería incluirse en los buques insignia de los distintos fabricantes de smartphones durante 2015. Este procesador, que incluye una GPU Adreno 430 un 80% más potente que la Adreno 330, estaría sufriendo un problema durante el desarrollo de sus drivers gráficos.

Por si no fuera poco, también estaría sufriendo problemas de sobrecalentamiento al llegar a cierto voltaje y un problema en su controlador de RAM. No son buenas noticias para Qualcomm, ya que de retrasar mucho el lanzamiento de este chip le dejaría todavía más margen de ventaja a Apple, que ya va por la segunda generación de procesadores de 64 bits con arquitectura ARM para dispositivos móviles.

Samsung podría optar en su lugar por utilizar un procesador Exynos para su Galaxy S6, por lo que si bien sería un problema para mantener un alto nivel de stock del terminal en el momento de su lanzamiento, no retrasaría su presentación y llegada al mercado. La mayoría de los fabricantes presentaron sus buques insignia en 2014 durante el MWC que tiene lugar en Barcelona a finales de febrero.

Vía: 9to5Google.