Amazon ha tenido un traspiés bastante importante con las ventas de su primer teléfono inteligente, el Fire Phone. Con un precio de 650 dólares sin contrato, en EE.UU era un precio elevado para su hardware. Dos meses después de su presentación, y ante las bajas ventas, tuvieron que bajar 200 dólares al producto.

En el tercer trimestre del año Amazon tuvo unas pérdidas de 437 millones de dólares, 170 millones de los cuales es debido a sobre stock de Fire Phones. Ahora Amazon le baja el precio otros 250 dólares para situarlo en los 199 dólares por la versión de 32GB, lo que lo pone a un gran precio para el hardware que tiene, y una forma de deshacerse de todo el stock de teléfonos no vendidos.

La rebaja por ahora no se ha aplicado a las tiendas Amazon de Alemania y Reino Unido, por lo que podría tratarse de una rebaja temporal con motivo del Viernes Negro estadounidense, o cuestión de tiempo que esas tiendas también rebajen el precio. El teléfono sigue incluyendo un año de suscripción a Amazon Prime, cuyo coste es de 99 dólares, por lo que es una buena opción de compra los residentes de EE.UU que usen asiduamente los servicios de Amazon.

Vía: The Next Web.