La empresa finesa Jolla, compuesta por ex empleados de Nokia, puso a la venta el primer teléfono inteligente con Sailfish OS hace ya un año. Poco se ha oído de ellos desde entonces. El mayor proyecto que tienen entre manos es el lanzamiento de una tableta Sailfish OS 2.0, y han recurrido al micromecenazgo, de manera exitosa, para poder llevar su producción adelante.

El objetivo de la compañía era de 380.000 dólares en Indiegogo, objetivo que han cumplido en unas pocas horas. Las características de la tableta no están mal: pantalla de 7,85 pulgadas con resolución 2048 x 1536 píxels (relación de aspecto 4:3, se está poniendo de moda), procesador Intel de 64 bits de cuator núcleos, 32 GB de almacenamiento interno más lector de tarjetas microSD, cámara de 5 megapíxels y batería de 4.300 mAh.

En un sector, el de las tabletas, actualmente con un crecimiento reducido (o estancado, según se mire), ofrecen una multitarea real visualizable en un como principal ventaja, además de una extrema fluidez. Su precio cuando llegue a las tiendas será de 189 dólares.

Vía: TechCrunch.