La compañía finesa Jolla ha terminado el desarrollo de la primera versión de Sailfish. Con motivo de este hito, han anunciado que estará muy pronto disponible para ser instalado en dispositivos que utilicen actualmente Android. El pasado 28 de noviembre se puso a la venta Jolla, el primer teléfono con este sistema operativo, y no le ha ido mal en ventas y críticas en Finlandia.

Se trata de una gran oportunidad para Jolla ya que tiene puesta la vista en el consumidor chino. En el país asiático, cerca de 100 millones de compradores instalaron una nueva ROM a sus dispositivos nada más adquirir un dispositivo, lo que abre las puertas a que experimenten con Sailfish OS y despierte el interés de la comunidad tecnológica. También distribuirán en Google Play un launcher basado en la interfaz de Sailfish OS para intentar tentar aún más a que se pruebe su sistema operativo.

Jolla promete actualizaciones casi mensuales del sistema operativo debido a la forma en la que han desarrollado el software, y la primera actualización importante llegará en marzo con mejoras de rendimiento, visuales, nuevas funcionalidades para la cámara y opciones de configuración del teléfono.

Aunque aceptan compras desde cualquier país de la Unión Europea, además de Suiza y Noruega, van a expandir su mercado a otros países europeos como Rusia, pero además a la India y la región administrativa especial de Hong Kong.

Vía: Slashgear.