Los fineses de Jolla han puesto a la venta su primer smartphone con Sailfish OS, que llevaba también el nombre de la compañía. No sabemos qué futuro le deparará a este nuevo smartphone en un mercado con un claro duopolio entre Android e iOS, pero han querido vender ante todo el sistema operativo como uno de los más meditados para que sea el más útil para los usuarios.

Con el lanzamiento también llega un nuevo vídeo y un repaso a sus características completas por los 399 euros que cuesta el teléfono: procesador de doble núcleo Snapdragon 400 a 1.4GHz, 1GB de RAM, 16 GB de almacenamiento interno, lector de tarjetas microSD, Bluetooth 4.0, GPS, LTE, WiFi 802.11n, batería de 2.100 mAh, cámara de 8 megapíxels con autofocus, y pantalla IPS de 4,5 pulgadas con resolución de 960x540 píxels.

Puede que las especificaciones no sean nada del otro mundo si lo comparamos con los gama alta de Android, pero afortunadamente esto no es Android. Las especificaciones son más que suficientes para correr muy fluido Sailfish OS, aunque desde Jolla han querido cubrirse las espaldas haciendo que también se puedan ejecutar las aplicaciones de Android (aunque no sabemos todavía si con muchos o pocos problemas de compatibilidad). De esta forma el apartado del ecosistema lo tienen resuelto aunque se trate de un sistema operativo HTML5, por lo que también es compatible con las aplicaciones web hechas pensando en Firefox OS (algo que los desarrolladores agradecerán).