NVIDIA ha presentado sus resultados trimestrales correspondientes al tercer periodo de 2014 (el tercer trimestre fiscal de 2015, no están mal las gráficas), y son cifras bastante positivas. En el trimestre han ingresado 1.225 millones de dólares, un aumento del 16% con respecto al mismo periodo del año anterior.

Los beneficios ascienden a unos 173 millones de dólares, lo que representa un aumento de un 45% con respecto al tercer trimestre de 2013. El hecho más destacado de este trimestre ha sido la puesta a la venta de las nuevas tarjetas gráficas GTX 970 y GTX 980, que siguen estando disponibles de forma limitada. También la llegada de manera comercial de las tabletas con procesador Tegra K1 ha sido positiva para la compañía, sin olvidarnos de la demanada de Nvidia a Samsung y Qualcomm por violación de patentes.

Vía: TechPowerUp.