Oppo es uno de los fabricantes de smartphones que más éxito está teniendo en las últimas fechas. Aunque todo sea dicho, debido al boom de ventas de los teléfonos inteligentes, hay muchas compañías que están teniendo mucho éxito para abastecer a un mercado cada vez más exigente. Pero Oppo también suele innovar, aunque sea en el grosor de sus teléfonos.

El nuevo R5 cuenta con tan sólo 4,85 milímetros de grosor, con lo que se convierte en el nuevo teléfono más delgado del mundo. ¿Alguien da más? Pues este grosor no es sinónimo de mal hardware, ya que incluye un procesador Snapdragon 615 de 64 bits y ocho núcleos (arquitectura big.LITTLE), 2GB de RAM, una batería de 2.000 mAh y conectividad LTE.

Para aquellos que les parezca una batería pequeña, Oppo asegura que el teléfono puede recargar el 75% de su batería en tan solo media hora si se utiliza el cargador que incluye. Este sistema de carga rápida recibe el nombre de VOOC, y también lo incluye el nuevo N3. En el apartado del software, llegará con Android 4.4 con la capa de personalización Color OS 2.0.

Su precio de venta será de 499 dólares, y llegará en diciembre en color plata, oro y gris. Si mantiene el precio de la tienda europe Oppo Style frente a la estadounidense, esos 499 dólares podrían ser en torno a los 379 ó 399 euros.

EnGadget

Vía: EnGadget.