Microsoft ha presentado finalmente la versión que sustituirá a Windows 8, y tras todo el debate generado en cuanto a su nombre, finalmente se llamará 'Windows 10'. Sí, se ha saltado un número, ya que lo más lógico habría sido llamado Windows 9. ¿Llegarán después Windows 10.1, 10.2, 10.3... como en OS X 10? Nomenclatura cuanto menos sospechosa.

Con esta versión de Windows llega una única plataforma para el desarrollo de aplicaciones, y con ello una única tienda de descargas. Este Windows 10 es la convergencia de sistemas operativos, con la que se fusionará Windows, Windows Phone y Windows RT en uno sólo, que servirá por igual para todos los dispositivos actuales y futuros (tabletas, teléfonos, portátiles, sobremesa...).

The Verge

El menú de inicio vuelve a su sitio, como ya comentaron desde Microsoft hace unos meses, y con las Live Tiles integradas. Según Belfiore, en Windows 10 aportan la familiaridad de Windows 7 con elementos innovadores de Windows 8. Claramente para que los usuarios (y empresas) que no se han actualizado a W8 lo hagan con W10. Las Live Tiles se podrán personalizar, hacer más grandes o pequeñas, y situarlas en donde queramos del menú de inicio. Añaden una búsqueda universal (local y web) al menú de inicio.

Las aplicaciones de Windows Store, basadas en el Modern UI, podrán ejecutarse en modo ventana en vez de pantalla completa. Me da que este Windows 10 va a ser una marcha atrás en toda regla a todas las novedades introducidas en Windows 8, aunque esté también disponible para los usuarios que prefieran la pantalla de inicio de Windows 8 (como un servidor), si bien es cierto que la interfaz de Windows 8 se le saca mucho más provecho con una pantalla táctil, y la acomodaron al uso de teclado y ratón en W8.1.

También llegan los escritorios múltiples y un gestor de ventanas que sinceramente recuerda poderosamente al gestor de ventanas Exposé de OS X. No pongo objeciones, ya que me encanta ver que Microsoft también es capaz de copiar las cosas buenas de otros sistemas operativos, y más teniendo en cuenta que Windows lo utilizan 1.500 millones de personas en todo el mundo. Desde la Task View podremos crear y destruir escritorios, así como mover aplicaciones que tengamos abiertas entre ellos.

The Verge

Increíblemente, y finalmente, Microsoft ha prestado un poco de atención a la línea de comandos de Windows. Por ejemplo, se podrá interactuar directamente con el portapapeles para copiar y pegar texto desde otras aplicaciones con los atajos de toda la vida (ctrl+c, ctrl+v). Increíble que no se pudiera todavía, ¿verdad? Pues es uno de los muchos motivos por el que los desarrolladores usamos OS X o las distribuciones de Linux en vez de Windows. Calidad de vida. Y por cierto que la Charm Bar sigue en su sitio, pero más accesible para los usuarios pantallas táctiles.

Existirá una versión específica de la pantalla de inicio para dispositivos táctiles un poco distinta de la actual de Windows 8. Combina elementos de Modern UI con la barra de tareas inferior y resulta cuanto menos curiosa. La versión de Windows 10 para teléfonos no dispondrá de escritorio, así que imagino que mantendrá el sistema de Live Tiles como hasta ahora.

La versión técnica de evaluación estará disponible para portátiles y sobremesa a partir de mañana, y no parece que vaya a haber muchas restricciones para hacerse con ella gracias al Windows Insider Program. Por desgracia no han proporcionado información sobre si será una actualización gratuita para los usuarios de Windows 8, ni tampoco otros planes sobre el precio del producto. El salto en el nombre aseguran que es debido a todas las novedades que incluirá, y por lo tanto tenía sentido llamarlo "Windows 10".

Estará disponible para el público después de la conferencia BUILD 2015, que tendrá lugar en el segundo trimestre del próximo año.

The Verge