China lleva tiempo atacando a las empresa estadounidenses después de todas las revelaciones de Edward Snowden sobre la NSA. Tanto que está intentando cortar el máximo de lazos posibles con las empresas extranjeras para 'evitar el espionaje' del gobierno de EE.UU. Los medios de comunicación gubernamentales llegaron a atacar hace unas semanas al iPhone por considerarlo una amenaza para la seguridad nacional.

Ahora vuelven al ataque aunque puesto que desde Bloomberg afirman que el gobierno chino ha dejado de adquirir iPads y MacBooks entre otros productos, por ser fuentes de supuestos problemas de seguridad para el país. También tendrán que dejar de usar los dispositivos ya comprados. Rusia tomó esta misma decisión con respecto al iPad hace unos meses por el mismo motivo.

Apple no se ha pronunciado sobre esta noticia, y tampoco parece que lo vaya a hacer. Desembarcó con el iPhone 5s en la mayor operadora del mundo, China Mobile, que cuenta con más de 700 millones de clientes, y no creo que Tim Cook tenga intención de pronunciarse en contra del gobierno.

La razón es que las licencias de TD-LTE y TD-CDMA, los estándares de comunicación utilizados en China, son proporcionadas por el Ministerio de Industria. Por eso Apple suele ser bastante comedido a la hora de objetar contra decisiones del gobierno chino que van en contra de la compañía: se juega dejar de vender decenas de millones de iPhones al año en el gigante asiático.

Vía: Slashgear.