No recordaba la última vez que vi a Jeff Bezos tomar el escenario para presentar un producto. Quizás fuera el Kindle Fire HDX, y se saltó el presentar en persona el Fire TV, el set multimedia para el salón de Amazon. Pero un momento tan esperado como es la presentación en sociedad del primer smartphone de la compañía no se lo podía perder.

El nombre del teléfono es Fire Phone, y cuenta con un marco de plástico y parte trasera de cristal, similar al iPhone 4S, con botones de aluminio. Incluye un procesador Snapdragon 800 a 2,2 GHz, GPU Adreno 330, 2GB de RAM y 32GB de almacenamiento interno. Su pantalla cuenta con protección Gorilla Glass 3 y es de 4,7 pulgadas.

Bezos ha dicho que su tamaño está optimizado para ser usado con una sola mano (ya veremos, aunque podría orientarnos a lo que Apple podría presentar con su iPhone 6). Su diseño recuerda poderosamente al iPhone 4S ciertamente. Tiene también altavoces Stereo cuando el teléfono se encuentre en modo paisaje, e incluye unos auriculares especiales para mejorar la experiencia de escuchar música.

La pantalla cuenta con dos cámaras en la parte superior y dos en la inferior para simular perspectiva 3D, además de otra para sacar fotos/autorretratos y realizar videoconferencias. Contará con integración en diversas aplicaciones y la interfaz del móvil, como por ejemplo la pantalla de bloqueo o el escritorio, la aplicación de mapas, y otras.

Imagen externa

Bezos ha estado vendiendo el teléfono menos por el hardware (bueno) y más por el software y ecosistema con que cuenta Amazon ahora mismo. Amazon Appstore tiene 240.000 aplicaciones, y el Fire Phone integrará las habituales para reproducir contenido multimedia, que haga de ebook, y el servicio de ayuda Mayday.

Una nueva característica que trae este teléfono es Firefly, una aplicación capaz de reconocer más de 100 millones de objetos con sólo apuntar a ellos con la cámara, además de shows de televisión (hasta la escena en la que está el capítulo) y música. Todo ello potenciado por Amazon Web Services. Hay un botón exclusivo para activar FireFly en el lateral izquierdo del teléfono, por lo que Amazon está seguro que el propietario del teléfono lo va a usar muy a menudo. Los desarrolladores podrán acceder a Firefly mediante una API creada a tal efecto.

Estará disponible por 199 dolares y dos años de permanencia con AT&T en EE.UU a partir del 25 de junio. También se podrá adquirir libre por 649 dólares.

Imagen externa