Valve lleva tiempo desarrollando su sistema operativo SteamOS para sustituir las consolas de nuestros salones por PC, pero tendrá que esperar finalmente hasta 2015 para que los fabricantes pongan a la venta los 13 modelos de Steam Machines. Inicialmente las primeras máquinas iban a aparecer a finales del verano, pero este cambio de planes supone entre seis meses y año y medio de retraso.

También afecta al lanzamiento del mando de Steam que está sufriendo constantes rediseños debido a que Valve no puede cumplir sus propias expectativas con él. El proyecto de Steam Machines es tan ambicioso que no es difícil apuntar a varias posibilidades que motiven el retraso: mal rendimiento gráfico de los drivers para Linux (el obvio), el lanzamiento de Mantle y DirectX 12 que no lleguen a tiempo a Linux e hiciera parecer que jugar bajo Linux es lento (otro motivo relacionado con los drivers), problemas con el desarrollo del mando, compatibilidad de hardware bajo Linux del hardware de los fabricantes, problemas con el sistema operativo...

Valve tiene un proyecto ambicioso, crear una distribución de Linux como plataforma de juegos, pero es un proyecto muy ambicioso que siempre he pensado que se iba a topar con la dura realidad. No lo malinterpretéis porque estaré encantado cuando lo consigan, pero cada año que pasa Windows y las DirectX evolucionan a más y OpenGL va a menos.

Vía: Ars Technica.