Ayer comentábamos la filtración del listado de terminales de Samsung que están pendientes de recibir la actualización a Android 4.4 KitKat. La ausencia más notable era la del Galaxy S3 GT-I9300, que es la versión internacional vendida en España sin ir más lejos. Ahora Samsung ha confirmado que efectivamente ese modelo no va a recibir la actualización, para desgracia de decenas de millones de usuarios.

Los motivos son que no son capaces de hacerlo funcionar fluidamente con esta versión de Android. El terminal tiene 1GB de RAM, un proceasdor Exynos 4, ¿y no lo pueden hacer funcionar fluidamente? Echan la culpa a la limitación de 1GB de RAM en el terminal. ¿Estamos de coña? Si es una versión destinada a la gama baja, el único motivo real puede residir en los drivers que tiene que desarrollar Samsung para el procesador Exynos 4 Quad.

Muy mal por parte de los ingenieros de Samsung, aunque creo que la compañía los pone como escudo para que los usuarios que quieran una versión más actual de Android compren un nuevo terminal. Android KitKat está pensado para teléfonos con 512 MB de memoria. Debido a este problema, siempre prefiero los procesadores Snapdragon: sabes que van a liberar lo antes posible los drivers para las nuevas versiones de Android. No como Samsung y MediaTek.

Vía: Ubergizmo.