Hoy es el día en que se finaliza el soporte oficial a Windows XP, la primera versión decente del sistema operativo, y que vio la luz en 2001. Durante 13 años ha estado recibiendo parches de seguridad, así como los productos de Microsoft compatibles con él, pero que se ha acabado con una última actualización de poca importancia.

Las grandes empresas seguirán recibiendo actualizaciones críticas, pero Microsoft las está animando a migrar sus sistemas a Windows 7 o Windows 8. Mientras tanto, al menos un 28% de los usuarios domésticos del sistema operativo lo siguen utilizando en su día a día. Microsoft cree que menos del 20% de los usuarios de Windows XP migrarán a otra versión debido a las noticias del fin del soporte.

La migración es muy importante por que además Windows XP es uno de los que más agujeros de seguridad tiene, y seguro que se seguirán encontrando más pero los usuarios domésticos van a estar bajo riesgo de sufrir malware en sus equipos. Eso sin contar que las empresas de software dejarán de dar soporte oficialmente a sus programas para Windows XP. Hora de migrar, aunque todavía tendremos a Windows XP entre nosotros durante varios años más.

Imagen externa

Vía: EnGadget.