Lenovo no ha querido perder la oportunidad de presentar sus nuevos smartphones en el Mobile World Congress de Barcelona. Por eso añade una nueva gama S con sus tres primeros modelos de gama media: S660, S850 y S860.

Son teléfonos centrados en una larga duración de la batería y/o un bajo precio, ya que el S860 cuenta con una capacidad de 4.000 mAh. Teniendo en cuenta su ajustada resolución de pantalla de 1280x720 píxels, es un teléfono al que le puede durar días la batería, literalmente. Todos los teléfonos cuentan con Android 4.2. Todos cuentan con lector de tarjetas microSD y doble ranura SIM.

Lenovo S660 cuenta con una pantalla de 4,7 pulgadas, resolución 540x960 píxels (234ppi), procesador MediaTek 6582M a 1,3GHz, 1GB de RAM, 8GB de almacenamiento interno, lector de tarjetas microSD, cámara de 8 megapíxels, batería de 3.000 mAh, WiFi 802.11n, Bluetooth 4.0 y 3G. Su precio será de 229 dólares/euros, y cuenta con un cuerpo de aluminio y batería reemplazable por el usuario.

Imagen externa

Lenovo S850 cuenta con una pantalla de 5 pulgadas, resolución 1280x720 píxels (294ppi), procesador MediaTek 6582 a 1,3GHz, 1GB de RAM, 16GB de almacenamiento interno, lector de tarjetas microSD, cámara de 13 megapíxels, batería de 2.000 mAh, WiFi 802.11n, Bluetooth 3.0 y 3G. Su precio será de 269 dólares/euros, y contará con varios colores entre los que elegir para su cuerpo de cristal.

Imagen externa

Lenovo S860 cuenta con una pantalla de 5,3 pulgadas, resolución 1280x720 píxels (277ppi), procesador MediaTek 6582 a 1,3GHz, 2GB de RAM, 16GB de almacenamiento interno, lector de tarjetas microSD, batería de 4.000 mAh, cámara de 8 megapíxels, WiFi 802.11n, Bluetooth 4.0 y 3G. Su precio será de 350 dólares/euros.

Imagen externa