Ahora que la división de dispositivos móviles de Nokia va a pertenecer a Microsoft me extraña menos que vayan a sacar una tableta con Windows RT. Sí, esa versión de Windows que los usuarios no saben en qué se diferencia de Windows 8 y que ha llevado al fracaso de Surface RT y que tendrá una segunda versión el próximo 23 de septiembre.

Personalmente me gustan bastante los últimos productos de Nokia, sobre todo la línea Lumia. Son atractivos, en muchos casos baratos, y con Windows Phone 8 se convierten en buenos productos que no tienen nada que envidiar a Android. Bueno, quizás el ecosistema, pero nada que con el tiempo no vaya mejorando (como está haciendo).

Por eso la tableta con nombre en clave Sirius es un producto del que estoy esperando recibir más detalles. Tengams en cuenta que ahora mismo las empresas no innovan (lo máximo ha sido el lector de huellas del iPhone 5S) y que todo consiste en competir en hardware y diseño. Las especificaciones "filtradas" por Paul Thurrott, que suele tener bastante acierto en ese tipo de informaciones, dice que llevará un procesador Snapdragon 800, 2GB de RAM, pantalla Full HD de 10.1 pulgadas, pesará menos de 600 gramos y tendrá un grosor de 8.75 milímetros.

El precio será quizás un punto débil: 499 dólares. Difícilmente alguien va a preferir esta tableta frente a un iPad o una Nexus 10, pero habrá que esperar a que salga al mercado y se confirme su precio. Pero contará con una cámara con óptica Carl Zeiss de 6.5 megapíxels.

Fuente: Paul Thurrott.