Los chicos detrás de Ubuntu quieren convertirse en los pioneros de la convergencia del PC y el smartphone con el teléfono Ubuntu Edge. Es algo que están intentando con el sistema operativo Ubuntu Mobile que, aunque siga en desarrollo, no tardará mucho en salir una versión estable junto a Ubuntu 13.04 (en octubre si todo va según lo previsto).

Pero como dice en el siguiente vídeo el director ejecutivo de Canonical, para poder fabricarlo junto con sus socios del mundo de las telecomunicaciones, necesitan una inversión de 32 millones de dólares. ¿La forma de recaudar ese dinero? Mediante el crowdfunding, y han elegido Indiegogo para ello. Para poder hacerse con un Ubuntu Edge, durante el primer día se podrá "apoyar" el proyecto con tan solo 600 dólares, tras lo cual costará 830 dólares.

Un terminal caro, pero lo que quieren es convertirse en la Fórmula Uno de los smartphones, la empresa que se dedique a experimentar con la integración PC/Smartphone. El hardware irá acorde con el precio, ya que las características que promete son realmente eleveadas: 4GB de RAM, 128GB de almacenamiento interno, la mejor pantalla en cuanto a resolución (a más de 300 ppi) y calidad, y una batería hecha con las últimas tecnologías para poder obtener más duración del teléfono en el mismo espacio que ocupan las actuales.

El software que le acompañará será Ubuntu Mobile y Android, pero también la versión de escritorio de Ubuntu, con la que compartirá archivos e información entre ambos Ubuntu. De esta forma, podremos conectar el smartphone a un monitor externo, un teclado y un ratón, y ponernos a trabajar con todos nuestros datos, proyecto y, porqué no, juegos, siempre en nuestra mano.