Si hay un claro ganador del sistema operativo Android, esw es sin duda Microsoft, porque Google, de momento, no hace dinero con su sistema operativo salvo por la venta de los smartphones y tabletas de la serie Nexus. Esto es así por los acuerdos de patentes que ha cerrado en los últimos tiempos con HTC y Samsung, que las necesitan para poder vender sus teléfonos.

Las estimaciones de un analista, basándose en el crecimiento previsto del mercado Android y del precio de las licencias, es que de aquí a 2017 (en el que pronostica que se fabricarán 1.500 millones de smartphones Android anuales) Microsoft ingresará hasta 8.800 millones de dólares (6.600 millones de euros) por licenciar esas patentes en 2017, si consigue extender los acuerdos al 75 por ciento de los dispositivos vendidos. La siguiente gráfica muestra las estimaciones del analista de acuerdo a que un 50 por ciento de los smartphones Android vendidos tengan que pagar licencias (de 1 a 8 dólares por terminal).

Microsoft es una de las compañías que más patentes tiene en el mundo (la novena, siendo la primera Samsung), gracias a su posición privilegiada durante la década de los 90 y principios del nuevo milenio, que incluyen tanto hardware como software.