Uno de los problemas que ha habido siempre para poder hacer uso de nuestras tarjetas gráficas en las máquinas virtuales es que era difícil, sinoi imposible, que hicieran un uso adecuado de las tarjetas gráficas. Nvidia se ha propuesto eliminar esos problemas con el lanzamiento de la nueva Nvidia VGX K2.

No es nada nuevo que Nvidia estuviera trabajando en este tipo de tarjetas, pero ha añadido esta segunda tarjeta a lo que mostrara hace unos meses, la Nvidia VGX K1. Estas tarjetas se basan en la tecnología Kepler de 28 nm. Las especificaciones de cada una las podéis ver a continuación, aunque Nvidia asegura que pueden dar un buen rendimiento gráfico a un buen número de usuarios a la vez. La versión K2 sería capaz de renderizar hasta 64 escritorios virtuales, mientras que la K1 podría dar servicio a 100.

La versión K1 usa 4 GPUs básicas de esta tecnología, mientras que la K2 usa 2 GPUs de alto rendimiento. La diferencia se ve en el número de núcleo CUDA: 768 frente a 3072, respectivamente. Bastante impresionante, todo sea dicho. Cada núcleo usa 4 GB de RAM DDR5, así que en ese aspecto pueden cargar mucha información a la vez. Nvidia ha provisto también de la capacidad de asignar el uso exclusivo de un núcleo a un usuario (para aprovechar su potencia en gráficos 3D, por ejemplo), con lo que el rendimiento de una máquina virtual en cuanto a gráficos sería bastante elevado.

¿Cómo se consigue dar el uso a diversas máquina virtuales? Gracias a la nueva tecnología NVIDIA VGX Hypervisor, que permite que una máquina virtual interactúe directamente con la GPU. Este VGX Hypervisor controla los recursos de la GPU que permite múltiples usuarios compartir un hardware común. No pinta nada mal, porque va a ser compatible con diversas soluciones de escritorios remotos como los de Citrix, Microsoft o VMware.

Estas tarjetas estarán disponibles a principios de 2013, aunque baratas no van a ser. Pero aquellos que les guste estar con máquinas virtuales en su día a día, en sus casas, quizás sean una buena adquisición. Estarán disponibles a través de Dell o IBM, entre otras.