El bótox no pasa en valde, y el joven Keanu Reeves de finales de los 80 que protagonizara las dos películas de Bill y Ted va a regresar a sus orígenes con una cara cada vez menos expresiva. Y no es que alguna vez haya tenido más de tres gestos a la hora de actuar. Pero como Las alucinantes aventuras de Bill y Ted (1989) y El viaje alucinante de Bill y Ted (1991) son dos películas que siempre me han resultado muy entretenidas de viajes en el tiempo, tendré que darle una oportunidad a Bill y Ted: Face the music.

El título de la película es una frase hecha en inglés estadounidense —más de unas zonas que de otras— que significa «afrontar las consecuencias», que puede pasar desapercibida. En este título es un juego de palabras con el hecho de que los protagonistas son músicos que han colgado los trastos, pero dista mucho de ser un título original. Si hasta Paul Stanley ...el cantante de Kiss; si no lo sabías, vete a Spotify ahora mismo a escuchar una buena lista del grupo— y Miley Cyrus —la autora de esa canción que «sirve por igual para cuando estás de subidón y depresivo», James Franco dixit tienen libros con el título Face the music, muy original la idea no es.

bill-y-ted.jpg

Pero de cierta forma tiene gracia que cojan una frase hecha con doble sentido bastante manido y la vuelvan a utilizar, porque los personajes eran así, y también los autores del guion, que son los de las películas originales, Chris Matheson (Imagine That), y Ed Solomon (Men in Black), siendo el director Dean Parisot (Héroes fuera de órbita). Y no me olvido de Alex Winter, el coprotagonista, con menos bótox que Reeves porque esto del bótox es directamente proporcional al éxito que has tenido en Hollywood, y Winter se ha mantenido activo pero en otras cosas que no son actuando.

Dicho lo anterior, aquí está el segundo tráiler de la película con el regreso de los Wyld Stallyns. Da cierto protagonismo a las mujeres de ambos —son parte importante de la trama— y al apartado de «afrontar las consecuencias» al que hace referencia el título de esta cinta. Se estrena digitalmente el 1 de septiembre por la conyuntura sanitaria, y va a ser lo común en los próximos meses. Ya no se puede seguir retrasando por más tiempo el estreno de las películas. Hace bien poco se estrenó Enemigos bajo el mar, la niña mimada de Tom Hanks, en el servicio TV+ de Apple —cobrando de entrada 70 millones de dólares— porque hay que ir recuperando el dinero de los productores, y hay otros títulos en producción, posproducción o totalmente terminadas desde hace meses que irán directos a Netflix, Prime Video y otros servicios de vídeo bajo demanda.

Vídeo