Una de las mejores compras que jamás haya hecho Disney es Marvel Comics. Gracias a la adquisición de esta compañía se hizo con algo mucho más lucrativo que los cómics, la división cinematográfica de la misma, Marvel Studios. Esta es la que ha ayudado a impulsar los resultados de la compañía a unos niveles de ingresos que son la envidia de la industria.

El pasado 27 de abril se estrenó la última película de Marvel Studios, Los Vengadores: La guerra del Infinito, película que se ha convertido en un auténtico fenómeno. Las andanzas de los Héroes Más Poderosos de la Tierra en su enfrentamiento con Thanos han pulverizado un nuevo récord, el de ser la película que ha logrado superar los 1 000 millones dólares, lo cual ha logrado en 11 días.

Hasta la fecha, la película ha logrado recaudar 450,8 millones de dólares en Estados Unidos, y 713,3 millones en el resto del mundo, para un total de 1 164 millones de dólares hasta la fecha. Esta cifra aún puede crecer mucho más, ya que va solo por su segunda semana en cartel, y aun está pendiente de estreno en uno de los mayores mercados, China. Además, la siguiente película importante de los grandes estudios no llega hasta el 18 de mayo, día en el que se estrenará Deadpool 2.

Para muchos expertos la gran pregunta es si podrá acabar con los récords de Avatar, cuyas secuelas están en el horizonte cercano. Si fuera así, sería un duro golpe para James Cameron, quien se ha mostrado muy crítico con las películas de superhéroes.

Vía: Deadline, Box Office Mojo.