Warner Bros. mantiene una pugna en las taquillas con Marvel Studios. Mientras que, por lo general, las películas de la Casa de las Ideas tienen una buena acogida por parte de público y crítica, la acogida es más tibia y dispar por parte de ambos de las cintas de la Distinguida Competencia. Este año dos películas de DC Comics se han batido con tres de Marvel en las salas de cine, en una contienda en la que los primeros van perdiendo.

Aunque la crítica ha sido muy fría con Liga de la Justicia, el público la ha acogido bien, especialmente los aficionados a los cómics. Sin embargo, a los pesos pesados de DC les ha costado llegar a los 600 millones de dólares de recaudación, quedándose hasta la fecha en 615 millones de dólares. Teniendo en cuenta que este viernes se estrena Los últimos jedi, se hace difícil pensar en que consiga superar a Batman v Superman en recaudación e, incluso, que logre más que Wonder Woman, lo cual podría ser más viable.

No obstante, Warner Bros. si ha tenido mucho más éxito entre público y crítica con Wonder Woman, película que es bastante mejor que la mayoría de las de la competencia, logrando 821 millones de dólares. Sin embargo, la aceptación entre el público de una película Marvel más floja, Thor: Ragnarok, ha deslucido el éxito de la que para muchos ha sido LA película de superhéroes del año. La cinta de Chris Hemsworth ha logrado 834.2 millones de dólares en todo el mundo y aún puede rapiñar algo más de dinero durante las navidades.

El próximo año viene bastante fuerte en cuanto a películas, con la presencia de superhéroes en los cines de todo el mundo en febrero al estrenarse Pantera Negra. Sin embargo, Warner solo tiene una película programada, Aquaman, pendiente de que el estudio replantee su estrategia con respecto al Universo Extendido de DC en el cine, tal y como los mentideros hollywoodienses indican.