Star Wars, una de las franquicias más populares del mundo, tiene un serio rival. Los estudios Universal, con la última entrega estrenada esta Semana Santa de su franquicia The Fast and the Furious, acaban de poner a la familia Skywalker contra las cuerdas.

Fast & Furious 8 ha obtenido un resultado espectacular en la taquilla, recaudando 100.2 millones de dólares en Estados Unidos, a los que hay que sumar otros 432.3 millones en el resto del mundo. El total, 532.5 millones de dólares, ha superado los 529 millones recaudados en 2015 por Star Wars: El despertar de la Fuerza, haciéndose con el récord de ingresos de una película en su fin de semana de estreno.

Casi la mitad de lo recaudado fuera de los Estados Unidos ha sido obtenido en China, donde ha obtenido 190 millones de dólares, algo que demuestra el creciente poder de este país asiático en Hollywood. Gracias a este éxito, que supera al obtenido por la entrega anterior en la Semana Santa de 2015, las dos películas que quedan serán una realidad en 2019 y 2021.

Vía: The Verge.