Star Wars: el despertar de la Fuerza era una de las películas más esperadas del año. La cinta ha batido varios récords de recaudación en sus primeros días en cartel, al cual se le añade uno más, el de película que más rápido ha recaudado 1.000 millones de dólares.

En sólo doce días ha llegado la película a esta cifra, uno menos de lo que necesitó este verano Jurassic World. En el caso de la película de Trevorrow, esta contó con el beneficio de haberse estrenado en China, mercado al que la película de Abrams no llegará hasta la segunda semana de enero.

Otro récord que ha conseguido batir es el de mayor recaudación el día de Navidad, al haber ingresado 49 millones de dólares. Esta cantidad es poco más del doble de la que obtuvo en 2009 Sherlock Holmes, lo cual da una muestra del empuje y atractivo que tiene esta película en taquilla.

Esta película tiene todavía una larga trayectoria en las pantallas de todo el mundo, lo cual hace posible que pueda batir el récord de mayor recaudación a nivel mundial y mayor recaudación en la taquilla estadounidense. La cinta que ostenta estos dos récords es Avatar, a la que podría alcanzar a no mucho tardar.

Queda por ver si consigue estar más de quince semanas como número uno en taquilla, marca que posee E.T., pues en su decimocuarta semana en taquilla se verá las caras con Batman v Superman. La película de Warner Bros. debería poder destronar a la película de Lucasfilm. Si no lo consigue, el estudio tendrá ante sí un gran problema.

Vía: Mashable.