Tras la separación de Bungie y Microsoft, el estudio de desarrollo llegó a un acuerdo con Activision para la publicación de su próximo gran proyecto, Destiny, un juego que marcó récords de coste y recaudación y que ahora se encuentra expandiendo su segunda entrega. En este delicado momento, la alianza entre el estudio y la desarrolladora se ha roto.

A través de un comunicado en su página web, la desarrolladora ha informado de la separación con Activision tras nueve años de acuerdo, rompiendo el contrato que tenía que haber durado diez años. En el proceso Bungie, además de conservar los derechos de propiedad intelectual de Destiny como se acordó entre ambas partes desde un inicio, ha conseguido quedarse con los derechos de publicación de ambos Destiny desarrollados, los cuales inicialmente pertenecían a Activision.

Se ha especificado también que el juego seguirá recibiendo actualizaciones y contenido a través de Battle.net, la plataforma de Activision, haciendo la separación lo más inocua para el jugador.

De puertas para fuera, Ambas partes se han agradecido la colaboración y deseado suerte en sus respectivos caminos a partir de ahora. Sin embargo, la relación entre ambas no ha debido de ser la mejor si este ha sido el resultado, sumando además que seguramente las ventas de la segunda entrega de Destiny no fueran las esperadas, e incluso que el juego base fuera gratuito durante un tiempo para incentivar la llegada de jugadores y la compra de contenido descargable.

Como un estudio independiente a la búsqueda de construir una experiencia completamente nueva, queríamos un socio dispuesto a dar un gran salto al vacío con nosotros. Teníamos una visión para Destiny en la que creíamos, pero para poder lanzar un juego de esa magnitud, necesitábamos el apoyo de un socio reconocido.

Con Activision, creamos algo especial. A la fecha, Destiny ha brindado a jugadores en todo el mundo más de 50 millones de juegos y expansiones. Y lo que es aún más importante: hemos tenido el privilegio de contar con una comunidad increíble, formada por decenas de millones de guardianes que se reunieron para jugar juntos, para crear y compartir recuerdos, y hasta para hacer cosas verdaderamente geniales que van más allá del juego y tienen un impacto positivo en el día a día de muchísimas personas.

Hemos disfrutado de ocho años plenos de éxito con Destiny, y por ello queremos agradecerle a Activision por esta colaboración. Mirando hacia el futuro, estamos entusiasmados por anunciar el traspaso de Activision a Bungie de los derechos de publicación de Destiny. Junto a nuestra excepcional comunidad de Destiny, estamos listos para publicar por nuestra propia cuenta, y, por su lado, Activision se enfocará en el desarrollo de los proyectos de los que son propietarios.

El proceso de transición planeado ya está en sus etapas iniciales, y tanto Bungie como Activision están comprometidos en asegurarse de que el traspaso sea lo más fluido posible.

Con Renegados, aprendimos y escuchamos, y luego nos concentramos en ofrecerle a nuestros jugadores lo que creemos que esperan de una gran experiencia con Destiny. Pueden quedarse tranquilos de que habrá más de eso en el futuro. Seguiremos recorriendo el itinerario de Destiny que hemos trazado, y planeamos lanzar más experiencias de temporada en los próximos meses, además de sorprender a nuestra comunidad con algunos anuncios emocionantes acerca de lo que vendrá.

Les agradecemos muchísimo por su constante apoyo. Nuestro éxito se debe en gran medida a la increíble comunidad de jugadores que han llenado nuestros mundos de luz y vida. Sabemos que la auto-publicación no será fácil, y aún nos queda mucho por aprender a medida que crecemos como un estudio independiente y global, pero vislumbramos oportunidades y potencial ilimitados en Destiny. Sabemos que a todos nos esperan nuevas aventuras en nuevos mundos; aventuras llenas de misterio, diversión y esperanza. Esperamos que te unas a nosotros.

Nos vemos en las estrellas.

BUNGiE

Fuente: Bungie. Vía: Polygon.