Hace ya bastante que Bullfrog dejó de existir como estudio, pero en su existencia dejó grandes joyas de los juegos como Dungeon Keeper, Populous, o la serie Theme. De entre estos últimos destacaba, con diferencia, Theme Hospital, y no ha sido infrecuente desde que llegara en 1997 que periódicamente lo rejugara. Era adictivo, y no ha habido un simulador tan divertido como este en más de una década. Hasta que un buen día a principios de 2018, Two Point Studios y SEGA anunciaron Two Point Hospital.

Las comparaciones son odiosas...

El vídeo que utilizaron para presentar Two Point Hospital fue divertido, si bien hacía temer que fuera demasiado igual a Theme Hospital. Desde enero, el estudio ha machacado una y otra vez que no era una mera copia, sino que era un juego mucho más ambicioso, con su propia personalidad. El juego mantiene el aspecto de dibujos animados, con suficientes toques de humor, y una estética bastante similar al original, pero adaptada a los veintiún años que han pasado desde aquel mítico juego de Bullfrog.

Las mecánicas básicas son las mismas. Hay que ir construyendo las distintas salas necesarias para que funcione un hospital, empezando por la consulta y terminando por los quirófanos. Todo ello no está disponible desde un principio, sino que, como en el original, habrá que ir introduciéndose en la campaña, y evolucionando los hospitales cumpliendo ciertos objetivos.

captura_de_pantalla_2018-09-21_a_las_12.38.09.jpg

También tocará poblar el hospital de trabajadores, empezando por los asistentes que se encargan de recibir a los pacientes en el mostrador, a los médicos que pasan consulta, los enfermeros que pasan las pruebas diagnósticas básicas, y los bedeles que dedican a limpiar al hospital y a asegurarse de que está todo a punto.

No faltará la necesidad de entrenar al personal, la colocación de elementos decorativos en el hospital, la disposición de radiadores para que no pasen calor, y de plantas para embellecer el entorno. Y por supuesto, máquinas de refrescos para saciar su sed. En definitiva, está presente en Two Point Hospital todo lo que había en Theme Hospital y que los fanes de este juego querrán ver plasmado.

...pero es mucho más que una copia

captura_de_pantalla_2018-09-21_a_las_12.40.37.jpg

Si algo tiene Two Point Hospital es una identidad propia. Obviamente los gráficos están a la altura de 2018, con ese estilo dibujo animado que le sienta tan bien a un juego con toques de humor. Pero los movimientos de cámara están mejorados, teniendo cámara libre para moverla en los tres ejes sin problemas, y tener la mejor imagen del hospital en curso.

Porque, y esto es lo importante, se empieza con un hospital para aprender lo básico, pero hay que completar una serie de objetivos para conseguir la primera estrella del hospital, de tres posibles. Con esa primera estrella se desbloquean uno o dos hospitales adicionales en la región de juego, y se podrá ir pasando de uno a otro según se quiere. El objetivo final del juego podría verse como desbloquear todos los hospitales y subirlos a tres estrellas, recibiendo los logros correspondientes por el camino —que nunca están de más—.

Las mejoras también se centran en el posicionamiento de los objetos sobre la cuadrícula de los edificios del hospital. Cada casilla grande, en la que se mide el tamaño mínimo que deben tener las salas —3×3 para las consultas, por ejemplo—, está compuesta por cuatro subcasillas sobre las que posicionar distintos objetos. Por ejemplo, los maceteros ocupan una de estas subcasillas. Y para mejorar el posicionamiento y personalización, se puede acceder a un modo de posicionamiento libre pulsando la tecla control, con lo que se podrá rotar el objeto en pequeños incrementos y ubicarlo fuera de las casillas y subcasillas normales. Esto permite un mayor aprovechamiento del espacio, y va a ser interesante para ciertas salas.

captura_de_pantalla_2018-09-21_a_las_12.31.25.jpg

A medida que se van añadiendo salas al edificio principal del hospital, o cualquiera de las expansiones que se compren, se van ofreciendo misiones por parte del personal o emergencias médicas que pueden conferir otra moneda además de los dólares, que es el kudo. Es necesario obtener kudos para desbloquear elementos de decoración adicionales, tanto específicos de ciertas salas como del hospital en sí. Hay objetos que proporcionan bonificadores al tratamiento y diagnóstico, velocidad de formación o más atractivo. Para recibir un extra de kudos, también se proporcionan al obtener otro tipo de objetivos, como tener un médico con Cirugía V.

La mecánica del atractivo de las salas es importante para aumentar la satisfacción de los trabajadores y visitantes del hospital por igual. Para la obtención de algunas estrellas será necesario aumentar el atractivo o la satisfacción. Está también incluida la mecánica de los radiadores, si bien se añaden también, para zonas cálidas, aires acondicionados, dando un poco más de variedad a los objetos —si bien son la misma mecánica—.

Hay también varias opciones financieras, como pedir hasta tres créditos de distintas cantidades, gráficas con las que ver la evolución de los ingresos y gastos del hospital, y una opción para ver el estado de ánimo de los empleados y subir el sueldo directamente a los que consideran que se merecen cobrar más.

Los empleados también podrán ser asignados exclusivamente a ciertas salas, lo que hace que, si hay un cirujano, se evite que pueda terminar pasando consulta en lugar de pasar todo el tiempo dedicándose a su especialización. La formación de los empleados también es indispensable, y hay nuevas especialidades, como por ejemplo experto en ADN para los diagnósticos y terapias genéticas. Todas con los mismos toques de humor.

Y para poner las cosas más interesantes, habrá desastres naturales, como terremotos, y epidemias que habrá que tratar antes de que se contagien una mayoría de los pacientes del hospital. Al principio se tienen unas pocas vacunas y habrá que buscar a los infectados, que se les identificará por cómo se mueven. La deportitis hará que vayan trotando, y la momificación hará que se muevan como momias. No siempre es fácil de localizarlos porque puede afectar a los recepcionistas, o médicos en la zona de descanso. Habrá que tener buen ojo, para recibir un empujón a la reputación del hospital —importante para tener más pacientes— y a la cuenta bancaria.

Me dejo por comentar bastantes cosas, pero casi es mejor que se vayan descubriendo en el juego, o se les quitaría la gracia. Por ejemplo, las nuevas salas y objetos que hay.

Gestionar un hospital nunca fue tan adicitivo

captura_de_pantalla_2018-09-21_a_las_12.59.51.jpg

Two Point Studios ha hecho un gran trabajo en Two Point Hospital. Tiene todos los elementos que podría esperar cualquier fan de Theme Hospital, y multiplicados por diez. Es uno de los simuladores mejor finalizados que se han hecho en los últimos años, y un juego que merece mucho la pena jugar. Tiene unos buenos gráficos para el tipo de juego —funciona bien en equipos antiguos, y no es especialmente exigente—, tiene una buena banda sonora, chascarrillos en forma del locutor de radio que habla de vez en cuando, y las mecánicas están muy bien desarrolladas.

El estudio está atajando los pocos fallos que tenía el juego, y lo está haciendo bastante rápido. Por ejemplo, en la enfermería les costaba algunas veces a los pacientes conseguir que un enfermero los atendiera, lo que hacía aumentar enormemente la cola de acceso a la enfermería. Fue corregido en un breve plazo, y es un problema que también afectaba a traumatología. Pero más allá de este fallo, en realidad el juego ha llegado al mercado muy maduro, funcionando casi perfecto, y se agradece muchísimo hoy en día.

Lo que no debéis esperar es que sea un juego en el que sea especialmente difícil de conseguir las tres estrellas de cada hospital, si bien en los últimos las cosas se ponen ciertamente difíciles y hay que hacer ciertos replanteamientos de disposición de salas, y otros, que en hospitales anteriores funcionaban. Pero en general, es un título que merece mucho la pena jugarlo, y es altamente recomendable.

Puntuación

9.0

sobre 10

Lo mejor

  • Mecánicas de juego, capacidad de personalización.
  • Capta toda la esencia de Theme Hospital.
  • No es una mera copia de Theme Hospital.

Lo peor

  • ¿Un poco repetitivo después de las primeras 50 horas de juego? Pero no mucho.
  • Se me quedan un poco cortas las opciones de personalización de las salas.