Blizzard ha arrancado la Blizzcon 2017 con un tráiler de HearthStone, su popular juego de cartas coleccionables, y más específicamente de la tercera expansión de este año y que cierra el Año del Mamut. Kobolds y catacumbas va a traer una buena cantidad de novedades, además de las habituales nuevas cartas que en total serán 135, «regresando a las raíces del género de la fantasía».

Eso significa un modo de juego individual de aventuras de mazmorra en el que cada vez que se use un personaje y resulte victorioso, tanto el mazo como el personaje se volverán más fuertes, teniendo como objetivo la derrota de ocho contrincantes de creciente dificultad, elegidos de entre 50 distintos. A medida que se explora una catacumbra se podrán añadir nuevas cartas al mazo, y al finalizar un encuentro se podrá elegir el botín que se recibe.

También habrá armas legendarias, una por clase, recibiendo una gratis en cuanto inicien sesión tras la publicación de Kóbolds y catacumbas. La adición de la palabra clave Recluta resultará en lacayos que se invocan y se juegan al instante desde el mazo, ya sea eligiéndolos al azar o bajo ciertas condiciones.

Llegará en diciembre, y ya se puede precomprar por 49.99 euros un paquete de 50 sobres de juegos. Estará disponible como es habitual para Windows, Mac, iOS y Android.

329445 bytes 329283 bytes 355986 bytes 331840 bytes