Los apasionados de los juegos de estrategia por turnos tienen en XCOM un referente al que recurrir cuando quieren jugar un turno más y pasarse toda la noche jugando. Con la llegada de la primera ampliación de XCOM 2, llamada War of the Chosen, todo cambia pero todo sigue igual en el juego. Es una ampliación de 40 euros, que bien podría haberse llamado XCOM 3 por la gran cantidad de cambios que introduce.

El referente a compararlo es Long War 2, un mod gratuito distribuido hace unos meses y que cambiaba por completo el desarrollo del juego, las profesiones, el número de soldados a llevar al campo de batalla, y prácticamente todos los aspectos del juego. En este caso, War of the Chosen no resulta un cambio tan drástico, y tampoco peca de una dificultad tan excesiva como Long War 2, y en eso reside lo interesante que resulta.

Vigilo confido (de nuevo)

/storage/geek/posts/2017/09/10/captura_de_pantalla_2017-09-03_a_las_5.00.17.jpg
Ampliar t

Una ampliación es una buena excusa para revisitar un juego ya acabado, ya que XCOM 2 llegó en febrero de 2016. Desde entonces Firaxis ha publicado varios DLC con contenido adicional, que combina sin problemas con lo que aporta la expansión de War of the Chosen. Por es una expansión a precio de expansión, 39.99 euros, y por tanto llamarlo DLC es rebajar el nivel de lo que aporta el juego.

A grandes rasgos las mecánicas de estrategia y táctica siguen igual. La nave Avenger se mueve por el mundo haciendo nuevos contactos con la resistencia para expandir su influencia —ingresos mensuales—, mientras va completando las misiones que surgen de acabar con alienígenas y obtener nuevos recursos, ya sean datos, suministros, ingenieros, científicos, o material alienígena y equipamiento de todo tipo.

El plano táctico del juego no cambia mucho ya que las profesiones son las mismas, con las mismas habilidades, aunque igual alguna cambia ligeramente. Lo que sí hay es cambios en cuanto a los enemigos, que se añaden algunos tipos más, y sobre todo los mapas, que son muchísimo más y más variados y no termina siendo tan monótono en una misma partida recorrer continuamente los mismos mapas que tenía el juego base.

Lo bueno de esta expansión es que meten historia. Sí, historia. XCOM 2, como la primera parte, se reducían al final a ascender a los soldados e ir siguiendo las pistas hasta destruir la raíz de la invasión a la Tierra, los Ancianos. Aquí se mete más historia —tampoco excesivamente más— en forma de los Elegidos, tres soldados de los Ancianos altamente entrenados en el noble arte del asesinato que harán la vida imposible a los soldados de XCOM.

Los Elegidos

/storage/geek/posts/2017/09/10/captura_de_pantalla_2017-09-03_a_las_1.22.56.jpg
Ampliar t

Los Elegidos tienen una probabilidad de aparecer en los mapas, y cuando lo hagan serán un problema mayor. Hacen mucho daño, tienen mucha vida, pero afortunadamente disponen de debilidades que harán más fácil matarlos de una forma, pero también tienen puntos fuertes que serán desagradables —por ejemplo, el Cazador es inmune a los explosivos, y la Asesina no activo guardia ni disparos de reacción, entre otros—. Por si fuera poco, también pueden invocar nuevas tropas para luchar a su lado.

Con el avance de la campaña, los Elegidos van ganando aptitudes adicionales, así como inteligencia de cómo localizar al Avenger. Si consigue la suficiente información, procederá a atacar al Avenger para destruirlo por completo, y se procederá a tener que defender por tierra a la nave. Los Elegidos añade un punto de incertidumbre en los mapas, ya que una misión fácil en principio, puede complicarse muchísimo y terminar resultando letal.

La labor en el campo de batalla de los elegidos es la de capturar a agentes de XCOM para sacarles información. Tienen habilidades que dejan en el estado deslumbrando a un soldado, y eso significa que en el turno siguiente pueden acercarse a él para extraerle la información que necesitan, tras lo cual desaparecerán del mapa. Si capturan en este proceso a algún soldado o se deja atrás a algún soldado en alguna misión, habrá que descubrir dónde lo esconden y rescatarlo para evitar que se acelera el proceso de localización del Avenger.

Las facciones

/storage/geek/posts/2017/09/10/captura_de_pantalla_2017-09-02_a_las_1.57.33.jpg
Ampliar t

Cuando he dicho que War of the Chosen incluye las mismas profesiones, en realidad no era del todo correcto. El juego, de acuerdo con la nueva historia incorporada, incluye tres nuevas clases de personaje: guerrillero, segador y templario. Las dos primeras clases se descubren con una misión especial que habrá que completarla para obtener a un miembro de cada una de esa facciones. El único problema de las facciones es que no se reclutan de la forma normal, por lo que su número va a ser reducido dentro de las filas de XCOM.

Los Guerrilleros son agentes de Advent que se han liberado del yugo de los ancianos y ahora luchan al lado de XCOM para combatir su opresión. Tienen una alta movilidad gracias a un ancho incluido en su armadura, y pueden disparar dos veces su arma llamada bullpup por turno.

Los Segadores son un grupo que intenta limpiar las ciudades de los Perdidos, una especie de zombis creados a partir de los contaminantes vertidos por los alienígenas para reducir la oposición en las ciudades. Son altamente sigilosas, y su capacidad de entrar en sombra hace que solo se las vea si se está justo en una casilla contigua. También son expertos en disparar con el rifle, y pueden doblar como francotiradores —sin tanto daño— en el campo de batalla.

/storage/geek/posts/2017/09/10/captura_de_pantalla_2017-09-03_a_las_14.39.30.jpg
Ampliar t

Los Templarios son expertos en psiónica, y luchan con cuchillas mentales a cuerpo a cuerpo. Cada vez que matan un enemigo obtienen un punto de concentración, que pueden usar posteriormente para usar algún otro poder psiónico de los que irán teniendo disponibles a medida que asciendan de rango. Algunas habilidades harán más daño o tendrán efectos adicionales si se tiene más de un punto de concentración acumulado.

Las facciones de la Resistencia son un interesante añadido desde el punto de vista de historia del juego, y cada uno de los elegidos tiene debilidad por el daño de una de estas clases de personaje. Junto a estas nuevas facciones también se introducen los Perdidos, que como he dicho son una especie de zombis. Hay escenarios que se avisará de su aparición, ya que por ejemplo el ruido de explosivos atrae a hordas de perdidos.

Cuando aparecen, lo hacen en un alto número, pero suelen tener una cantidad de vida que va de los 2 a 4 puntos, aunque a medida que se avanza en la campaña aparecerán perdidos con 6 a 10 puntos de vida. Cuando se mata a un perdido se recupera la acción utilizada en el disparo, por lo que se pueden matar bastante cada turno con un solo soldado. Para los amigos de los logros, hay uno de matar 15 perdidos en un solo turno.

Avenger, plano estratégico, y los soldados

/storage/geek/posts/2017/09/10/captura_de_pantalla_2017-09-02_a_las_3.04.00.jpg
Ampliar t

A nivel estratégico el juego introduce algunas mecánicas nuevas. La primera es la del Anillo de la Resistencia, que es una nueva instalación que se puede construir en el Avenger y que da acceso a misiones especiales. A ellas se pueden enviar uno o varios soldados, y se resuelven de manera cuasiautomática, aunque pueden desembocar en una misión a completar posteriormente por un grupo de soldados de XCOM. Las misiones proporcionan desde pistas de dónde está la fortaleza de uno de los Elegidos, hasta armamento, aceleración de investigaciones, personal, y más. Tardan varios días en completarse, y pueden desembocar en agentes heridos o muertos, o expuestos a una emboscada.

Otro cambio son las órdenes de la Resistencia, y de las que según el nivel de afinidad con cada facción se podrán elegir una o más. Dan modificadores especiales, como un 15 % adicional de recursos cada vez que se obtengan recursos de cualquier fuente, o que en las misiones del Anillo no puedan caer presos de emboscadas los soldados. Facilitan en parte el juego a nivel estratégico, pero también hay algunas que modifican el nivel táctico, por ejemplo añadiendo turnos adicionales a las misiones que vayan por turnos.

/storage/geek/posts/2017/09/10/captura_de_pantalla_2017-09-02_a_las_3.03.16.jpg
Ampliar t

Otros cambios que tienen que ver con los soldados a nivel de ficha de personaje es la introducción de los puntos de habilidad. Los soldados adquirirán puntos de habilidad para sí mismos por realizar tareas específicas en las misiones, como matar desde una elevación superior a un enemigo, o realizar un disparo de flanqueo. No es automática la obtención del punto, sino que depende de su inteligencia para adquirirlos.

Además de los puntos individuales, se pueden obtener puntos de habilidad que van a un fondo común de XCOM. Los puntos de habilidad se pueden utilizar para adquirir habilidades fuera de la elección habitual al ascender. Las habilidades cuestan una cantidad de puntos determinado en función de la importancia de la habilidad, y se puede elegir entre las habilidades de otras ramas o genéricas de XCOM, que son aleatorias para cada personaje.

Otra novedad interesante es la de los vínculos de los soldados. A medida que los soldados trabajan juntos en el campo de batalla, van creando vínculos entre ellos. Cuando se llega al 100 % de vínculo con algún otro soldado, se tiene la opción de vincularlos como hermanos de sangre. A partir de ahí contarán con una habilidad especial mediante la cual se podrá otorgar una acción adicional al compañero de sangre. Los vínculos tienen tres niveles posibles, y cada nivel va otorgando aptitudes nuevas, como eliminar condiciones si llevas a un compañero al lado del otro.

Conclusión

/storage/geek/posts/2017/09/10/captura_de_pantalla_2017-09-03_a_las_15.54.29.jpg
Ampliar t

XCOM 2: War of the Chosen es una gran mejora de XCOM 2 a todos los niveles. Introduce mucha más variedad de misiones, más monstruos, más escenarios y una historia de trasfondo. Me gusta por ejemplo cuando hablan o dan datos adicionales tras acabar una misión, y la cantidad de frases y conversaciones que se dicen en el Avenger mientras se está yendo de un lado a otro decidiendo qué hacer aporta una mayor visión de lo que ocurre en el planeta. Tampoco es que añadan una gran cantidad de trasfondo adicional, pero al menos hay más interés en hacer que el juego no sea solo un matamata sin sentido.

Me he dejado en el tintero muchos de los cambios que hay, porque casi es mejor jugarla para irlos conociendo poco a poco, pero es una compra recomendable, aunque quizás cuando baje de precio. Pagar 40 euros por un contenido que tendría que haber llegado con el juego base puede sentarle mal a más de uno si no es suficientemente fan de la saga, porque es el problema de siempre de vender los juegos por fascículos. Los que quieran esperar, seguro que en unos meses está mucho más barato, y si no en las rebajas navideñas de Steam estará disponible. Que, además, no se puede comprar en versión física, por lo que hay que pasar por Steam o webs de claves para conseguir la expansión.