Nintendo tiene planeados dos DLC para su superéxito The Legend of Zelda: Breath of the Wild, y el primero de ellos llegará durante el verano. Ahora ha anunciado algunas de las cosas que incluirá el primer DLC, y una de ellas es la que llevan esperando algunos fanes desde hace tiempo: un modo de dificultad aumentado.

Este modo añadirá un nivel a todos los enemigos, y Nintendo pone de ejemplo los bokoblines rojos que cambiarán a bokoblines azules, pero a su vez recuperarán energía gradualmente por lo que habrá que acabar con ellos rápidamente. También, y por alguna razón, habrá cofres y enemigos en plataformas en mitad del aire.

Para mejorar notablemente la rejugabilidad, Nintendo va a añadir en este DLC una serie de máscaras para, por ejemplo, localizar a todos los koroks, y hay más de 900 en todo el mapa. Hay también otras máscaras y armaduras que se añadirán al juego. Nintendo también propone el modo de la senda del héroe, que simplemente mostrará por dónde se ha ido en las últimas 200 horas de juego para conocer qué zonas no se han explorado.

121663 bytes 120761 bytes 103090 bytes 104357 bytes

Vía: EnGadget, VG24/7.