Uno de los indicativos más importantes sobre lo bien o mal que están marchando las ventas de una consola es el número de copias de juegos que se están vendiendo para cada una. Dentro del informe financiero de Ubisoft para el segundo trimestre del año (el primer trimestre del año fiscal 2015-16), la compañía ha dado datos en este sentido muy interesantes.

Los datos económicos de la compañía francesa no son tampoco malos: 96,6 millones de euros de ingresos en vez de los esperados 80 M€. La falta de novedades importantes en el trimestre ha hecho que los ingresos interanuales hayan descendido un 73,2%, aunque en el trimestre primaveral del año pasado tuvo lugar el lanzamiento de Watch Dogs.

El 56% de las ventas de las compañías fueron copias digitales en comparación con el 23,2% del mismo periodo de 2014. Dentro del desglose de cifras también se ha mostrado que en el pasado trimestre el 27% de las copias vendidas de los juegos de Ubisoft fueron para la plataforma PlayStation 4. Las copias vendidas de Xbox One fueron el 11%, por lo que la relación es algo más de 2:1 en PS4-XBO. Las ventas de juegos de Wii y Wii U representan menos del 1% del total.

Mucho más significativo parece las ventas de copias para PC y consolas. Poniéndolo en contexto, pese a que hay muchísimas más computadoras para jugar en el mundo que consolas, las ventas de PC de Ubisoft representan el 23% del total. Un 63% de los ingresos de la compañía provienen de las consolas, y seguramente sea una situación similar en otras grandes compañías. Eso en un trimestre sin novedades por parte de la compañía, y rebajas como las de Steam que fomentan las ventas de PC.

No es mi intención la de entrar en polémicas, pero o en PC casi no se juega o la piratería u otros factores sí afectan considerablemente al sector de los videojuegos. De ahí que nunca me haya extrañado que las compañías prefieran dar soporte a las consolas y alejarse del PC, y estas cifras de Ubisoft lo confirman.