La guerra de las consolas de nueva generación sigue favoreciendo a la PlayStation 4, aunque la Xbox One da síntomas de mejoría. Pero a diferencia de Sony, Microsoft está teniendo que bajar el precio de la consola, que estará de oferta por 349 en EE.UU hasta el 3 de enero. Movimiento para contrarrestar el dato que nos llega hoy de las ventas de PS4.

En los últimos tres meses Sony ha conseguido vender 3,3 millones de unidades, que se suman a los cerca de 10 millones que llevaba vendidas hasta junio. El resto de sus consolas también han tenido buenas ventas, con 800.000 PlayStation 3 vendidas, y 700.000 unidades del resto de consolas (PS Vita, PSP y PS TV).