Aunque parezca curioso, la PlayStation 4 no estaba todavía disponible en el país natal de Sony. La consola se puso finalmente a la la venta el pasado fin de semana en Japón, y una vez más ha demostrado ser un éxito arrollador: 322.083 unidades vendidas en los dos primeros días.

Eso son casi cuatro veces más que el número de PS3 vendidas en su estreno en 2006, que llegó a las 88.443 unidades, aunque aquella vez Sony tuvo problemas de producción y no pudo cubrir la fuerte demanda. Nintendo también vendió 308.570 unidades de Wii U en el primer fin de semana de venta en Japón.

Puesto que a finales de enero las ventas globales de PS4 llegaban a las 5,3 millones de unidades, de momento parece que no tiene competencia y sigue revalidando su éxito en todos los mercados en los que se pone a la venta.

Vía: The Verge.