Las compañías de juegos están dando estos días sus resultados económicos para el primer trimestre del año. En el caso de Activision-Blizzard, hay malas noticias en World of Warcraft: su base de suscriptores ha bajado hasta los 8.3 millones, con lo que se han quedado por el camino cerca de 1.3 millones de jugadores con respecto al último trimestre de 2012.

World of Warcraft introdujo en la última expansión, Mists of Pandaria, una serie de mejoras que le hicieron volver a ganarse a los jugadores más veteranos. Pero a medida que avanza la expansión con sus actualizaciones, cada vez está claro que a los más veteranos tampoco les ha gustado los pandas, o que sienten cierte diferencia hacia el trasfondo de la isla Pandaria. No es el "mainstream" del mundo de Warcraft.

A continuación podéis ver la evolución de suscriptores de los últimos trimestres, y la tendencia es hacia la baja.