Mi primer contacto con una consola de Sony en mi vida ha sido la PS Vita. Y la verdad es que, de momento, estoy bastante contento con ella. Una de las sagas más importantes de aventuras de PlayStation es la de Uncharted de Naughty Dog, y su franquicia para PS Vita (desarrollada por Bend Studio) no ha podido irrumpir con mayor fuerza.

Siendo uno de los juegos de lanzamiento junto a la PS Vita el pasado 29 de febrero en Europa, y de los que más llaman la atención, ahora puedo decir que también ha sido una buena elección. Esta entrega se sitúa antes del primer juego de PS3, Uncharted: El Tesoro de Drake, pero nada tiene que ver con los juegos anteriores, ni hace ninguna referencia a ellos.

La historia

El juego comienza en medio de la jungla en algún lugar de Sudamérica, con Drake escalando por una construcción de los antiguos habitantes de la región. Nos introducirán a los controles del juego a través de las posibilidades de la PS Vita y, una vez pasado el tutorial, nos retrocederán en el tiempo a cómo llego Drake hasta ese sitio y al resto de la trama.

Como personajes centrales de la historia tendremos a Jason Dante, que nos hará perrerías a través del juego, y Chase Marina, que nos ayudará en la resolución de una antigua leyenda de las junglas de Sudamérica desde los tiempos de la colonización española: las siete ciudades de oro.

El juego y la PS Vita

La saga de Uncharted sigue la línea de otros juegos de aventuras como los de Tomb Raider (con un sinfín de mejoras, obviamente), en el que tendremos que ir escalando por colinas y edificios, así como hacer frente a los diversos enemigos que nos salgan al paso. Tendremos la posibilidad de atacar los enemigos sin que nos vean en ciertas situaciones, o atacarles abiertamente con una buena variedad de armas, que incluyen escopetas, pistolas, fusiles o nuestras manos desnudas, mientras nos parapetamos para evitar que nos den.

Hay situaciones, como en las de cuerpo a cuerpo, que después de dar varios puñetazos (pudiendo hacerlo tocando la pantalla sobre el objetivo) tendremos que deslizar el dedo por la pantalla según nos indique una flecha que aparecerá para poder terminar con nuestro enemigo. Además, los combates más difíciles con los "enemigos finales" del juego siguen esta mecánica de deslizamiento, y esos encuentros, casi cinematográficos, tendremos que ir siguiendo las indicaciones visuales para poder terminar con ellos.

El desarrollo de la historia está perfectamente integrado con el juego, y muchas veces tendremos que superar pequeños juegos para seguir avanzando. Estos pueden ser deslizarse río abajo sin chocarnos moviendo la propia consola, navegar por el río con una canoa usando el táctil trasero de la consola, diversos puzzles que harán uso del táctil frontal, etc. En general no son demasiado complicados pero sí que sirven para sumergirte totalmente en el juego.

A parte de usando ambos joysticks y los botones, podremos ir moviéndonos por el juego pinchando el el táctil delantero en donde queremos que se vaya moviendo Drake. No soy muy partidario de este tipo de control, ya que normalmente se termina cansando demasiado pronto el brazo (algo que me pasa también con la tablet o el smartphone). Pero seguro que hay gente que juegue de forma más casual a la que le guste esta forma de moverse.

La dificultad del juego no es demasiado alta, y está claro que tiene como objetivo a toda la familia, aunque el modo difícil puede presentar un serio reto a los jugadores más veteranos en ciertos momentos específicos, que hará que tengan que recurrir a ciertas argucias para seguir avanzando.

Los gráficos del juego son bastante espectaculares para una consola portátil, y aunque no lleguen a los de PlayStation 3 (sobre todo porque el juego no cuenta con antialiasing), el escenario, los enemigos y el propio Drake están muy bien finalizados, explotando bastante el potencia de la consola. La música también es muy buena, y te sumerge en la ambientación a la perfección.

Los extras

El juego incluye una serie de trofeos a conseguir para la PS Network. Estos incluye recoger objetos hasta completar todos los de una serie específica, tomar fotos de diversos lugares para obtener el trofeo, etc. Hay algunos objetos para estos "logros" que están bien escondidos o que hay que recogerlos con rapidez (los más difíciles que me he encontrado fueron los de una fase en la que estás yendo río abajo a toda velocidad y casi no te da tiempo a pinchar en ellos y además a cuidar que Drake no se mate).

Estos extras te mantienen bastante entretenidos, y tendremos la oportunidad de revisitar los distintos capítulos de que se compone el juego para obtener los que nos falten (en el propio juego te dicen cuáles te faltan y en qué capítulo los puedes encontrar). También los enemigos, cuando mueran, soltarán recompensas que podremos coleccionar e intercambiar en el Black Market, una zona de intercambio con la que cuenta el juego.

Conclusión

Un gran juego y un referente para futuras entregas de la saga, que deja el listón bastante alto. Aunque se pueda hacer algo corto, nos mantendrá suficientemente entretenidos buscando trofeos como para prolongar la vida del Uncharted bastante más allá de la historia principal.

La unión de las capacidades táctiles de la consola (tanto el delantero como el trasero) hacen que sea toda una experiencia jugarlo. Buscando un poco se puede encontrar ahora mismo por uno 40 euros (en las tiendas cuesta normalmente 50 euros).

Puntuación

8.0

sobre 10