La gama media es bastante amplia, yendo de teléfonos bastante baratos a otros más caros, sobre los 500 euros, que es donde se sitúa el modelo 70 de Honor. Lo que se puede esperar de un dispositivo de este precio es un buen sistema de cámaras, diseño y pantalla, con un procesador que dé un buen rendimiento. Más o menos el 70 cumple con todo ello, lo cual me ha dejado muy buena sensación tras usarlo durante una semana.

Videoanálisis

Vídeo

Desembalado y características

_desembalado.jpg

Este móvil se vende en una caja blanca, sencilla y elegante. Al abrirla se puede ver el móvil en una bandeja de cartón y protegido por un plástico. Al levantar la bandeja se ve una caja de cartón con la herramienta de apertura de la bandeja SIM, y una funda protectora transparente para el móvil. Al fondo de la caja está el cargador con una toma USB tipo A y un cable de carga de 1.2 m con un USB tipo C y un USB tipo A.

La primera sensación que da el Honor 70 al tenerlo en la mano es muy buena. Aunque es grande, como la mayoría de móviles hoy en día, con 161 mm de altura, la forma que tiene hace que no parezca tan grande. Además el peso no es excesivo con 178 g, lo cual beneficia a su uso en el día a día. Se nota suficientemente ligero en la mano. La estructura del móvil está hecha de metal, con una pantalla que tiene los bordes redondeados. Eso hace que no parezca tan grueso, con 7.9 mm, peso no incluye las protuberantes cámaras traseras.

70 de Honor
ProcesadorSnapdragon 778G de Qualcomm
RAM8 GB
NAND128 GB UFS 3.1
Lector de tarjetasNo
Pantalla16.9 cm (6.67 in) OLED
120 Hz, HDR
2400 × 1080 píxeles
Altavocesun altavoz inferior
Dimensiones161.4 mm × 73.3 mm × 7.91 mm
Peso178 g
Tamaño SIMdoble nano-SIM
Cámara traseraprincipal: 54 Mpx, UHD y 30 f/s
ultra gran angular: 50 Mpx y ƒ/2.2
profundidad: 2 Mpx y ƒ/2.4
Cámara frontal32 Mpx y ƒ/2.4, FHD
Batería4800 mAh, carga de 66 W
Lector de huellasen pantalla
Conectividad5G, NFC, Bluetooth 5.2, wifi 802.11ax
Sis. operativoAndroid 12
Colores disponiblesazul, blanco, negro
PVPR499 euros
PVP449 euros

La pantalla tiene 16.9 cm de diagonal (6.67 in) siendo de tipo OLED, con un refresco de 120 Hz y una resolución de 2400 × 1080 píxeles. Las esquinas de la pantalla están ligeramente redondeadas, lo cual hace que se integre bien con el diseño general del móvil. Las esquinas del 70 están también ligeramente redondeadas por lo que no molesta al tenerlo en la mano. La pantalla integra en la parte inferior un lector de huellas dactilares, el cual es bastante rápido y no me ha fallado ni una vez en todo lo que lo he usado. Se echa en falta que estuviera acompañada de altavoces estéreo.

Se puede ver en la parte trasera una especia de degradado o patrón que cambia con el ángulo de la luz. Dejando a un lado las inevitables protuberantes cámaras, el diseño de este móvil es muy potente. Es un teléfono muy bonito, muy agradable de usar, y no se escurre fácilmente de la mano. Es un punto muy a su favor.

El procesador es un Snapdragon 778G, que aunque le da una fluidez perfecta al Honor 70, no es el mejor que se puede encontrar en móviles similares en su punto de precio. Incluye 8 GB de RAM habiendo versiones con 128 GB y 256 GB de almacenamiento. Es un dispositivo sin lector de tarjetas micro-SD, pero incluso 128 GB lo veo una buena cantidad para llevar varias películas o capítulos de series descargados en Netflix o cualquier otra aplicación que deje bajarlas para verlas sin conexión.

En el lateral derecho se encuentran los habituales botones de arranque y control de volumen. En el izquierda no hay nada, y en la parte superior hay un emisor de infrarrojos. En la parte superior está la toma USB tipo C, el altavoz y la bandeja para dos nano-SIM. Algunos también echarán en falta la toma de 3.5 mm, aunque personalmente uso siempre auriculares Bluetooth y no recuerdo la última vez que necesité una toma de estas, en el PC o en cualquier otro dispositivo. En su interior hay una batería de 4800 mAh, con carga rápida de 66 W.

Rendimiento

_rendimiento.jpg

El procesador de este dispositivo es un Snapdragon 778G, el cual está fabricado con una litografía de 6 nm de TSMC. Es bastante bueno en el terreno del consumo de energía, aunque no sea lo mejor que se pueda encontrar en el mercado. Es un procesador anunciado en mayo de 2021 y que ha tenido bastante más uso en móviles sobre los 300 euros.

Integra una parte de CPU compuesta por tres clústeres: uno de un Cortex-A78 a 2.4 GHz, otro de tres Cortex-A78 a 2.2 GHz y un tercero de cuatro Cortex-A55 a 1.9 GHz. Utiliza memoria LPDDR5 a 3200 MHz. La GPU es una Adreno 642L, que aunque está bastante bien, acompaña peor al tipo de móvil inteligente que es el 70.

CPU

El rendimiento del Snapdragon 778G en el día a día es impecable. No se traba, y junto con un almacenamiento ultrarrápida todo va perfectamente fluido, desde arrancar aplicaciones hasta el cambio entre ellas. Da un rendimiento multinúcleo algo superior al del Snapdragon 870, y algo menos en mononúcleo, por lo que en este apartado realmente no se le puede reprochar nada.

Producto Posición
70
2960
Moto G100
2860
Nord 2 5G
2818
Mi 11 Lite 5G
2792
Moto G71 5G
1895
C33
1404
Producto Posición
Moto G100
950
70
819
Mi 11 Lite 5G
814
Nord 2 5G
806
Moto G71 5G
667
C33
344

GPU

El apartado de la GPU es uno en el que no se porta mal, pero claramente podría ser mejor. En la prueba 'Car chase' de GFXBenchmark 3.1, se puede ver que queda un 40 % por debajo del Snapdragon 870, el cual lleva una Adreno 650, por lo que no está mal, pero para los 500 euros que cuesta no habría estado que tuviera algo más de rendimiento en este apartado. En pruebas más sencillas, como 'T-Rex', no tiene problemas en alcanzar los 110 fotogramas, o 140 fotogramas al usar la resolución FHD en lugar de la de 2400 × 1080 píxeles de la pantalla de este móvil. En esos casos puede aprovechar bastante mejor su refresco de 120 Hz.

Producto Posición
Moto G100
56
Nord 2 5G
47
70
35
Moto G71 5G
20
C33
5,2

Almacenamiento

En cuanto al almacenamiento, es de tipo UFS 3.1 por lo que será muy rápido en las tareas normales del dispositivo. Este tipo de memoria flash es ya la habitual en los móviles salvo en los de gama muy baja donde sigue usándose la de tipo eMMC, mucho más lenta. En este caso, en PCMark el móvil alcanza los 761/558 MB/s de lectura/escritura secuencial, mientras que la lectura/escritura aleatoria se queda en los 24/52 MB/s. Son valores buenos para el día a día.

Pantalla

_pantalla.jpg

Como he comentado al repasar las características del Honor 70, la pantalla es de 16.9 cm (6.67 in) de tipo OLED con refresco de 120 Hz y resolución de 2400 × 1080 píxeles, pudiendo reproducir contenido de alto rango dinámico en HDR10+. Es probablemente de las tres mejores cosas de este dispositivo, junto a las cámaras y el diseño. El brillo máximo del dispositivo en un uso normal es de unos 500 nits, mientras que puede alcanzar un máximo de unos 800 nits. No he notado ningún problema en el ajuste automático del brillo.

Al tener los laterales ligeramente redondeados, esa curva hace que lo que se ve en ese estrecho espacio se muestre algo más oscuro. Lo habitual por cambiar el ángulo de visión. Molesta un poco al principio, pero al final te acostumbras. Al reproducir vídeos en interior con luz artificial —yendo en el metro, por ejemplo— puede hacer que dependiendo de dónde esté la lámpara aparezca una raya iluminada, por lo que en ese caso puede molestar más ese redondeo. Eso sí, este formato de pantalla se me hacen mucho más cómodas de usar que las planas cuando tienes que deslizar el dedo de fuera hacia dentro de la pantalla. Una cosa por la otra. No es algo por lo que no se deba comprar este tipo de móviles, pero sí es algo a lo que acostumbrarse.

El refresco de la pantalla se puede cambiar en los ajustes entre tres opciones: dinámico, que cambia según la aplicación en uso para ahorrar batería; alta, siempre a 120 Hz; y estándar, que la limita a 60 Hz. No he notado diferencias entre los ajustes alto y dinámico, por lo que ese ahorro de batería mencionado va a ser mínimo.

Que la pantalla se refresque a 120 Hz significa que va a haber un impacto mayor en la autonomía, por lo que aquellos que les importe más la autonomía deberían ponerlo en estándar. Eso puede sacar una o dos horas más de uso de su batería, sobre todo si se usa el tema oscuro al ser una pantalla OLED.

En cuanto a la calidad del color, me ha gustado mucho. Por defecto está activada una opción de color vívido, que satura más los colores pero añade un ligero toque azulado a la pantalla, lo cual se va a notar claramente en los fondos blancos. No es para nada molesto y tampoco excesivamente evidente, por lo que la pantalla en este modo se ve muy bien, y es el mejor para reproducir en vídeos en HDR.

El modo normal tiene una mayor fidelidad del color, aunque para el usuario normal le parecerá que está algo más apagado. Realmente me parece buenos ambos modos, aunque personalmente prefiero el modo normal. Habiéndome dedicado durante bastantes años al diseño gráfico, tiendo a ser bastante tiquismiquis con el color de las pantallas, y el modo normal me da la fidelidad a la que estoy acostumbrado en pantallas profesionales.

Autonomía

_bateri__a.jpg

El siguiente apartado del que hablar es la autonomía, y como no podía ser de otra forma es bastante buena. La batería es de 4800 mAh, suficiente para el dispositivo que es. En reposo puede consumir en torno a un 10-15 % de la batería por día. Con la pantalla activa, a 120 Hz, la prueba de Manhattan puede funcionar durante unas once horas.

Si se hace un uso menos intensivo del procesador, con chat, navegación y reproducción de alguna película, no tiene problema en aguantar sobre las quince horas. Desactivando el refresco de 120 Hz se puede ganar sobre una hora más de autonomía, aunque el impacto del tema oscuro es menos apreciable porque depende de si las aplicaciones usadas se integran con él. Va desde algunos minutos hasta una hora. Aun así, aporta una reducción de consumo que a los que prioricen la autonomía les vendrá francamente bien por la pantalla OLED.

En cuanto a la carga rápida, es de 66 W por lo que en apenas una hora puede recargarse desde cero. Es un añadido bastante bueno, sobre todo porque recibí el móvil con un 2 % de batería, y mientras que miraba algunas de sus características mientras cargaba, al rato ya pude ponerme a examinarlo más detenidamente y a instalar aplicaciones.

Cámaras

_camaras.jpg

El sistema de cámaras trasero es bueno para el rango de precios en que se mueve. La principal es de 54 Mpx y ƒ/1.9 con un sensor IMX800 de Sony. La secundaria es de 50 Mpx y ƒ/2.2 para ultra gran angular de 122º, mientras que hay una terciaria de 2 Mpx y ƒ/2.4 para mejorar la profundidad de las fotos. Ambas cámaras graban vídeo hasta a 4K y 30 f/s.

La cámara principal del Honor 70 es excelente. No se le puede sacar ninguna pega porque en un día de mucha luz (pero mucho frío) como en el que salí a hacer fotos con este móvil todas las fotos salen muy bien. Consigue captura más detalle que la cámara que suelo usar, una X-T4 de Fujifilm, aunque algunas veces quizás ¿retenga demasiado detalle? ¿Es eso posible? Lo que sí se nota es que en ciertas zonas tiene tendencia a hacerlas más oscuras, como por ejemplo en las olas de la superficie del lago. Conserva un rango dinámico bastante bueno.

El modo automático es estupendo, con buena captura de color, casi no introduce ruido y el posprocesamiento es muy bueno. Las fotos que saca son estupendas y no creo que se le puedan poner pegas. En general, retiene el mismo detalle tanto en interior como en exterior. De noche ocurre exactamente lo mismo, guarda muy bien los detalles, sobre todo los bordes de los objetos, sin meter ruido de más. No he notado que el modo noche específico aporte una gran mejora. Algo, sí, pero se pueden sacar fotos prácticamente igual de buenas sin ese modo activo. Lo que sí se nota es la misma tendencia a oscurecer un poquito de más las zonas ya de por sí oscuras.

La calidad de la cámara de ultra gran angular es excelente, y no varía respecto a la principal gracias a que también es de 50 Mpx. Captura muy bien el color, no borra detalle, no introduce casi ruido, aunque suaviza un poco de más los bordes, lo cual solo se nota si se amplía mucho la foto. Es una buena compañera de la principal.

El zum digital que tiene de dos aumentos es el límite entre un zum bueno y uno en el que se pierde detalle. A continuación tenéis varios ejemplos de fotos sacadas con este modo y su contrapartida sacada sin ampliación digital. Se puede usar perfectamente porque aunque sea digital, con un recorte y procesamiento de una foto de mayor tamaño, hace un trabajo excelente. Normalmente no se deben hacer este tipo de recortes con las cámaras de los móviles, pero en este caso es tan buena que no hay problemas con ello. En interiores o con menor luz ambiente puede suavizar un poco de más las fotos, pero a simple vista no se notará, solo cuando se amplíen.

Aunque no cuenta con una cámara dedicada de fotomacrografía, incluye un modo específico para ello. No he notado diferencia entre usarlo y no usarlo —la imagen del poste de madera, que no notaréis diferencia—. Por tanto, con acercar simplemente mucho la cámara es suficiente para esa macro. Las fotos de cerca son igualmente excelentes, a pesar de que no haya una cámara dedicada a ello.

La siguiente foto es un ejemplo de zum al máximo. Muy difuminada pero usable y no queda nada mal. En ningún caso debéis hacer esto porque aplicaciones como Photoshop y similares pueden hacer recortes de mayor calidad.

Las siguientes fotos son en interior con luz natural. Es una gran cámara porque realmente no pierde detalle y tampoco introduce casi ruido. Aunque las fotos normalmente las he tomado con el formato 3:2, una de ellas está tomada con el formato de ancho de pantalla de este móvil (21:9). No hay una pérdida de calidad entre ninguno de los formatos, aunque no hay un formato 16:9 estándar. Los colores también están muy bien capturados, teniendo en cuenta que era un día nublado.

La siguiente foto es en interior con luz artificial y de cerca. Se puede ver que conserva muchísimo detalle, con un desenfoque bonito. La taza no stá tan bonita con algunos restos de café, pero no me lo tengáis en cuenta.

Ultra gran angular en interior.

Software

_software.jpg

En cuanto a la versión de Android, es la 12 y cuenta con la capa de personalización de Honor llamada Magic UI 6.1. Es una versión con diversas mejoras por parte de Honor, pero también alguna que otra aplicación basura. En cuanto a la interfaz, añade una barra de accesos rápidos que se puede sacar de cualquiera de los laterales deslizando hacia dentro y manteniéndolo un segundo. Se puede configurar añadiendo nuevos atajos a aplicaciones. No me parece mal del todo.

Luego hay algunos juegos preinstalados que se pueden directamente borrar, por lo que tampoco molestan en exceso, pero toca hacer una limpieza previa. En general la experiencia de Android se mantiene sin cambios, también estéticamente, por lo que no es una gran pega. Hay otras capas que modifican mucho más el Android de Google.

Muchos pros y solo un contra

_conclusion.jpg

El Honor 70 es un móvil de gama media-alta que equilibra muy bien todos los aspectos que buscan los usuarios cuando quieren gastarse más de los 150 a 300 euros habituales que gastan la mayoría de los compradores. De entrada ese gasto solo tiene sentido si buscas una mejor cámara, diseño, pantalla y procesador, y realmente en lo único que falla, y tampoco demasiado, es en eso último.

Como todos los móviles en el momento de llegar a las tiendas, primero lo hacen a su PVPR y luego tendrán el PVP que determine el mercado, y generalmente bajan bastante rápido. Valorar el PVPR es anclar el precio a un momento temporal muy concreto —el día de su lanzamiento—, por lo que no le suelo prestar atención. Su PVPR es de 550 euros, pero actualmente tiene un PVP de unos 450 euros, unos cuatro meses después de su lanzamiento, que ya es bastante mejor para lo que aporta y al que se le pueden poner menos pegas.

Un Snapdragon 778G para el móvil que es sabe a poco, pero le da un gran rendimiento en el día a día. No creo que mucha gente vaya a querer jugar a títulos exigentes en un móvil como este, porque hay móviles específicos para jugones con mejor rendimiento gráfico por un precio similar. Aunque esos móviles, claro está, flojean en las cámaras o el diseño, por ejemplo.

Sea como sea, realmente no puedo ponerle ninguna otra pega a este modelo 70 de Honor. La pantalla es excelente, amplia, con buen brillo y color, y para consumir multimedia me parece sensacional, incluso para contenido en HDR. Las cámaras probablemente sean lo mejor que tiene, tanto la principal como la secundaria, porque hacen una labor excelente tanto de día como de noche. En este terreno se pueden contar con los dedos de una mano los móviles que son similares o mejores en su punto de precio. El diseño ya he dicho varias veces que me gusta. Por eso es un móvil muy recomendable cuando quieres salirte de lo que es estrictamente la gama media.

Recomendado Geektopia

Puntuación

9.0

sobre 10

Lo mejor

  • Buen rendimiento para el día a día.
  • Buena pantalla OLED de 120 Hz.
  • Las cámaras son excelentes, muy competitivas tanto de día como de noche, y destaca la de ultra gran angular.
  • Diseño excelente, aunque la pantalla curvada no será del gusto de todos.

Lo peor

  • La GPU debería ser mejor para el rango de precios en el que se mueve.
  • Se echan en falta altavoces estéreo.