SilverStone ha anunciado la caja Milo 11, un modelo de sobremesa de los que ya no se hacen muchos. Mide 110 mm × 285 mm × 330 mm (al. × an. × pr.) lo cual arroja un volumen de 10.3 L, y tiene un peso de 2.48 kg. Se puede poner también en vertical, pero para esa posición hay cajas mejores.

Se puede instalar una placa base en formato mini-ITX y micro-ATX, contando con cuatro ranuras PCIe de perfil bajo. Esto limitará la elección de la tarjeta gráfica a aquellas que tengan un ancho de 96 mm, que es poco teniendo en cuenta que la mayoría de cierta potencia andan sobre los 110 mm, y un largo de hasta 272 mm.

La fuente de alimentación a instalar es una de formato TFX. Hay espacio para una unidad de 2.5 pulgadas y otra de 3.5 pulgadas, así como una unidad óptica fina de 5.25 pulgadas. Se puede instalar un ventilador de 80 mm en la parte lateral y otro en la parte superior. En el parte frontal de conexiones hay dos USB 2.0, dos USB 3.0 y una toma de audio de 3.5 mm de cuatro polos.

Vía: TechPowerUp.