ARCTIC tiene una buena gama de refrigeraciones entre los 30 y 50 euros y, con la llegada del zócalo LGA 1700 usado por los procesadores Alder Lake de Intel, ha optado por renovarla con la interesante Freezer i35. En esencia no es muy distinta de la Freezer 34 aunque actualiza el diseño y optimiza el bloque de disipación. Junto con la inclusión de pasta térmica MX-5 resulta una de las opciones más interesantes para equipos de coste moderado.

Videoanálisis

Vídeo

Desembalado

freezer_i35_a-rgb.jpg

El Freezer i35 llega en una caja azul hecho de cartón reciclado en la cual deja clara la inclusión de la pasta térmica MX-5, de las mejores del mercado sin entrar en las de metal líquido, y en la parte posterior aparecen las características completas y un QR. Este último es para acceder rápido al manual y vídeo de montaje ya que no se proporciona uno con la refrigeración.

Al abrir la caja se puede ver el bloque de refrigeración y otra caja más pequeña. El bloque de refrigeración se compone de un bloque de aluminio de 54 aletas y una cobertura de plástico negro que cubre tanto el frontal como la parte superior a modo de embellecedor.

Freezer i35 de ARCTIC
Tamaño158.5 mm × 133 mm × 91 mm (al. × an. × pr.)
Ventilador/es120 mm × 120 mm × 25 mm
- Velocidad200-1800 r. p. m. ± 10%
Peso total734 g
ZócalosLGA1150, LGA1151, LGA 1156, LGA1200, LGA 1700
PVPR34 euros

En la caja se incluyen los tornillos, la placa trasera, topes y otros elementos para instalar la refrigeración. Hay específicos para los zócalos LGA 1200/115x unos espaciadores blancos y para el LGA 1700 unos negros, pero el resto de elementos son comunes. Son pocos elementos ya que esta refrigeración es específica para zócalos de Intel.

Esta refrigeración tiene un tamaño de 158.5 mm × 133 mm × 91 mm (al. × an. × pr.) y pesa apenas 734 g. El bloque de disipación está atravesado por cuatro caloductos de cobre de 6 mm de grosor, y es prácticamente el mismo diseño que el del Freezer 34.

El ventilador es de 120 mm de color blanco y de cinco aspas. Funciona entre las 200 y 1800 r. p. m., con un ruido sobre los 27 dB, y la compañía no da más detalles técnicos del mismo. Su funcionamiento en el día es bastante silencioso, que para este tipo de refrigeraciones es bastante importante.

Montaje

dscf0083.jpg

La altura del conjunto es de 158.5 mm por lo que debería de entrar en la mayoría de cajas actuales. Es un modelo de tamaño comedido y no dará problemas con los módulos de RAM por lo que no hay ningún prerrequisito para su instalación.

Lo primero que hay que hacer es montar la placa trasera, para lo cual se introducen en ella cuatro tornillos y cuatro pequeñas gomas que fijación. Esto facilita ponerla teniendo equipo el vertical, que suele ocurrir cuando tienes el equipo ya montado para no tener que sacar la placa base de su sitio.

El siguiente paso es poner cuatro topes, de plástico o goma según el zócalo que sea, en la parte delantera de la placa base, para luego instalar las alas metálicas sobre las que se atornillará el bloque de refrigeración. Esas alas se instalan con tornillos moleteados, por lo que es muy sencillo instalarlas.

Se incluye pasta térmica MX5, por lo que por su baja viscosidad recomiendo que se haga con el equipo tumbado. Cualquier método va bien, y en mi caso uso la clásica gota de pasta térmica en el centro del procesador. Hay que quitar la cobertura antes de colocarlo para poder atornillarlo.

Solo queda colocar el bloque de refrigeración. Recomiendo alinearle los tornillos con los agujeros de las antes de dejarlo sobre el procesador, y luego solo resta apretarlos. Primeramente hay que fijar ambos y luego ir apretando en dos o tres rondas más hasta que quede totalmente fijado.

El montaje me ha parecido muy sencillo, no me ha dado problemas. ARCTIC ha refinado bastante en los últimos años sus sistemas de montaje y para el zócalo LGA 1200 es muy sencillo.

Pruebas

dscf0130.jpg

La Freezer i35 está orientada a procesadores de consumo comedido, por lo que será una buena combinación para un Core i5-11400F como el usado para este análisis. Tiene su rendimiento totalmente desbloqueado en el BIOS, por lo que puede ser un procesador que consuma 120 a 130 vatios en carga completa, con el calor que eso conllevará.

Lo he probado en uso general y jugando durante varios días para dar tiempo a la pasta térmica a asentarse y que dé el mejor rendimiento posible. En Cinebench R23, el procesador a carga completa se sitúa de media sobre los 69 ºC con una temperatura ambiente de 26 ºC (Δ 43 ºC), con algún pico momentáneo de 70-71 ºC (Δ 44-45 ºC). El ventilador gira en esta situación a unas 1330 r. p. m. por lo que hay margen para reducir las temperaturas, aunque estas no estan mal. Este funcionamiento a revoluciones moderadas tiene la ventaja de que genera poco ruido. De hecho hacen más ruido los ventiladores de la caja en que lo he probado que el ventilador de la refrigeración, y en conjunto se situaría sobre los 33 dB en carga completa de procesador. Es muy silencioso para este tipo de procesadores de gama media.

Con el equipo en reposo, el procesador tiene unas temperaturas de unos 33 ºC (Δ 7 ºC) con el ventilador funcionando a 880 r. p. m. En juegos la temperatura dependerá bastante de lo que cargue el procesador el título al que se juegue, lo que se esté mostrando y del tiempo que se lleve usando. En Division 2 y otros juegos como Watch Dogs Legion o Civilization VI, las temperaturas pueden ir desde los 45 ºC (Δ 19 ºC) en entornos sin demasiado movimiento de PNJ y poco complejos, como por ejemplo en un interior, hasta los 55-58 ºC (Δ 29-32 ºC) en zonas más complejas, siempre jugando a 4K y 60 fotogramas por segundo con mi inseparable RX 6800 XT. Es posible que a tasas de fotograma mayores cargue más el procesador, pero el único inconveniente sería que haría algo más de ruido manteniendo las mismas temperaturas.

Los valores de esta refrigeración son similares a los de la Freezer 34 al que sustituye. La Freezer 34 puede funcionar en Cinebench R23 a tres o cuatro grados más aunque usa una pasta térmica MX4.

Una buena refrigeración para equipos modestos y no tan modestos

dscf0253.jpg

El rendimiento térmico de la Freezer i35 no dista mucho de la que tendría la Freezer 34 si esa incluyera la pasta térmica MX-5, que está entre las mejores del mercado, y quizás la mejor por calidad-precio según cuándo se compre. No se diferencian mucho en rendimiento ambas refrigeraciones, por lo que no ha habido un gran cambio entre ambas series.

La serie Freezer 35 llega para adaptar el diseño de la refrigeración a los tiempos que corren donde se está poniendo cada vez más de moda las coberturas de plástico. Hay alguna corriente que está en contra de ellas, pero por otro lado puede servir para canalizar mejor el aire a través del disipador de aluminio. Con un tamaño de disipador similar al Freezer 34, a pesar de la pasta térmica sí hay una ligerísima mejora de temperaturas de uno o dos grados menos en favor de la Freezer i35. Quizás por la cobertura, o quizás por el diseño del disipador. Todo suma a la hora de conseguir una refrigeración mejor.

El montaje de la Freezer i35 es muy sencillo, y lo es aún más el de la Freezer A35 para el zócalo AM4 ya que reutiliza la placa trasera que se proporciona con las placas base con chipset de AMD, pero en esencia es el mismo sistema de montaje. Me parece muy fácil y en lo único que hay que tener cuidado es de poner los tornillos y las alas de metal en los agujeros correctos. Por lo demás, es supersencillo. Frente al complejo montaje de otras refrigeraciones baratas, esta me parece libre de complicaciones.

Pero esta refrigeración no solo servirá bien para procesadores modestos sino que se podrá usar con otros que consumen más como los Core i7 de 12.ª generación, aunque en este caso funcionará con más ruido y con temperaturas algo peores, pero no daría problemas. Incluso podría servir para un Core i5-12600K con cierto margen de subida adicional. Por tanto, es un modelo de apenas 33 euros que dará un buen rendimiento al comprador, y con la ventaja de ser compatible con el zócalo LGA 1700.

Recomendado Geektopia

Puntuación

8.5

sobre 10

Lo mejor

  • Funcionamiento silencioso.
  • Buenas temperaturas de funcionamiento
  • Diseño más moderno.
  • Sistema de montaje bastante sencillo.

Lo peor

  • No servirá para procesadores de alto consumo en carga completa como un Core i9.