El primer portátil con procesador AMD que ha creado Razer es el Blade 14. Siendo además los procesadores más potentes que hay en el mercado de los portátiles resulta curioso que este equipo sea de tamaño comedido y con un peso inferior a los 2 kg. Choca incluso más aún que incluya hasta una potente RTX 3080, por lo que es un equipo digno de analizar en detalle.

Inspección visual y características

Vídeo

El equipo llega en una caja negra, y nada más abrirla se puede ver una bolsa que protege el cargador del equip. Dos bolsas de aire más protegen otra caja negra con el logo de Razer en la que se encuentra en su interior el Blade 14. En el interior de la tapa la compañía hace un pequeño alegato por la sostenibilidad de la producción de los productos electrónicos y lo que aporta este equipo. Las bolsas de aire son biodegradables, cartón de bosques sostenibles y todo el empaquetado es reciclable.

El equipo va encorsetado en la caja, aunque al ser un préstamo le falta la habitual protección de plástico con una lengüeta para sacarlo fácilmente que sí está presente en la versión vendida en tiendas. Debajo del equipo se encuentra una carpetilla de cartón en la que en su interior hay una mopa para limpiar la pantalla, el habitual agradecimiento por la compra, unas pegatinas y un manual de instrucciones.

Blade 14 de Razer
ProcesadorRyzen 9 5900HX
GráficaGeForce RTX 3080, hasta 100 W con Dynamic Boost
Memoria16 GB DDR4-3200
Pantalla principalIPS antirreflejos de 39.6 cm (15.6 in), resolución QHD, 165 Hz, 100 % sRGB, 100 % DCI-P3
Almacenamiento1 TB de tipo PCIe 3.0 ×4
Puertos2× USB 3.1 tipo C (vídeo, datos, carga 100 W), 2× USB 3.0, 1× HDMI
Conectividadwifi 802.11 ax, Bluetooth 5.2
Batería61.6 Wh, cargador de 230 W (19.5 V y 11.8 A)
Dimensiones319.7 mm × 220 mm × 16.8 mm
Peso1.78 kg
Sonidoestéreo, sonido THX
Extrascámara web, teclado retroiluminado RGB por tecla con detección individual de teclas (n-key rollover)
PVPR2999 euros

El equipo tiene un tamaño de 319.7 mm × 220 mm × 16.8 mm. Incluye una pantalla de 35.5 cm (14 in) en lugar de la habitual de los habituales 39.6 cm (15.6 in) de otros equipos, y comparados con ellos resulta bastante pequeño. Con su peso de 1.78 kg, es hasta ligero si se compara con otros equipos con una RTX 3080.

La carcasa está hecha de una aleación de magnesio monopieza, con una tapa inferior para acceder al interior del equipo. No hay nada que tocar salvo la SSD, que se podría cambiar por otra M.2 2280, siendo la incluida una PM981a de Samsung. En el caso del equipo recibido para analizar, tiene una capacidad de 1 TB. El diseño incluye en la tapa el logo de Razer con iluminación en verde.

La pantalla tiene una resolución de 2560 × 1440 píxeles y tiene un refresco de 165 Hz. Es de gran calidad, cubriendo el 100 % de la escala de color sRGB, y también cubre el 100 % de la DCI-P3. Es muy buena, con buena nitidez, y rápida, aunque se queda en unos 5 ms de tiempo de respuesta. Suficiente para jugar, y más siendo un panel IPS de esta calidad de color y resolución para un portátil. Se puede usar para trabajo profesional sin problemas, y será muy buena para editar vídeos.

El equipo incluye un procesador Ryzen 9 5900HX y una RTX 3080 de hasta 100 W con Dynamic Boos. Por su pequeño tamaño se podría pensar que no lleva una gran refrigeración, pero ahí es donde Razer más ha optimizado. Tiene un sistema de cámara de vapor con dos ventilador de 80 aspas. Parte del peso extra dle equipo es porque el disipador es de cobre, lo cual mejora mucho la transferencia térmica respecto al más habitual aluminio.

El teclado tiene retroiluminación RGB por tecla y se vende en España con la disposición española. Los interruptores son de tipo tijera como es habitual, y dan buena sensación de tecleo. A diferencia del teclado del Blade 15, me he hecho con el del Blade 14 mucho más rápido, casi al instante. El tecleo es muy agradable, tiene buena sensación al tacto, y funciona a la perfección. El panel táctil también es estupendo, de alta precisión y no he tenido mayores problemas en su uso, aunque sea para salir de apuros. Un portátil para jugar no es como para usar el panel táctil en juegos sino que hay que acompañarlo de un ratón.

El sistema de sonido estéreo que flanquea el teclado es un poco más especial ya que está diseñado junto a THX, una compañía que actualmente pertenece a Razer y que ha estado usando su sonido envolvente en diversos productos de audio. Es compatible con sonido envolvente 7.1, y en general el sistema de sonido suena estupendamente tanto con auriculares a través del conector de 3.5 mm de cuatro polos como con los altavoces. Estos últimos pueden sonar bastante altos, aunque no al nivel más alto que he visto en un portátil, y con poca distorsión al máximo volumen.

En cuanto a los conectores de los que dispone este Blade 14 de Razer, cuenta con un HDMI 2.1, dos USB 3.0 y dos USB 3.1 tipo C —datos, carga de 100 W—, lector de tarjetas SD, un conector de carga y el de audio de 3.5 mm. Es una conectividad suficientemente variada para que no haya problemas con ella en la mayoría de situaciones. Tiene además wifi 802.11ax y Bluetooth 5.2. Espero que Razer pueda incluir en próximas iteraciones un USB 4 con carga de 240 W para ir avanzado por ese lado hacia la reducción de los residuos electrónicos. Seguir usando un conector de carga propietario a partir del próximo año debería estar mal visto en equipos de alto coste como este.

Rendimiento del procesador

ryzen.jpg

El procesador de este equipo es el más potente que hay ahora mismo en el mercado de los portátiles como es el Ryzen 9 5900HX. Es una CPU de ocho núcleos con multihilo funcionando a entre 3.3 GHz y los 4.6 GHz. Como otras APU de AMD para portátiles, incluye una unidad gráfica integrada tipo Radeon Graphics 8 a 2.1 GHz de 512 sombreadores que puede hacer de unidad gráfica secundaria pero no debería ser relevante para este equipo.

La arquitectura de los núcleos es Zen 3 y eso se nota en su potencia monohilo pero también multihilo. Aprovechará bien la RTX 3080 de movilidad que incluye, aunque esta plataforma no proporcione acceso a conectividad avanzada como Thunderbolt 4 / USB 4. Quizás sea lo único que le falta al equipo.

Cinebench R20

Cinebench R20, monohilo
Alienware m15 R6
Core i7-11800H
576
Razer Book 13
Core i7-1165G7
575
Blade 14
Ryzen 9 5900H
575
Zephyrus Duo SE
Ryzen 9 5900HX
555
Swift 3 SF314-59
Core i5-1135G7
525
Aero 17 HDR XB
Core i7-10875H
510
Alienware m17 R3
Core i9-10980HK
498
Blade 15 Advance
Core i7-10875H
492
Aorus 7 KB
Core i7-10750H
489
MacBook Pro 16
Core i9-9980HK
479
Aorus 15 SA
Core i7-9750H
431
Cinebench R20, multihilo
Zephyrus Duo SE
Ryzen 9 5900HX
5315
Blade 14
Ryzen 9 5900H
4671
Alienware m17 R3
Core i9-10980HK
4251
Alienware m15 R6
Core i7-11800H
4041
MacBook Pro 16
Core i9-9980HK
3357
Aero 17 HDR XB
Core i7-10875H
3231
Blade 15 Advance
Core i7-10875H
3011
Aorus 7 KB
Core i7-10750H
2889
Aorus 15 SA
Core i7-9750H
2493
Razer Book 13
Core i7-1165G7
2415
Swift 3 SF314-59
Core i5-1135G7
2017

Cinebench R23

Cinebench R23, monohilo
Razer Book 13
Core i7-1165G7
1508
Alienware m15 R6
Core i7-11800H
1493
Zephyrus Duo SE
Ryzen 9 5900HX
1472
Blade 14
Ryzen 9 5900H
1438
Swift 3 SF314-59
Core i5-1135G7
1369
Cinebench R23, multihilo
Zephyrus Duo SE
Ryzen 9 5900HX
12393
Blade 14
Ryzen 9 5900H
12005
Alienware m15 R6
Core i7-11800H
10640
Razer Book 13
Core i7-1165G7
5913
Swift 3 SF314-59
Core i5-1135G7
5326

AIDA64

AIDA64, latencia (ns)
Blade 14
Ryzen 9 5900H
78
AIDA64, escritura (MB/s)
Blade 14
Ryzen 9 5900H
32911

Rendimiento de la tarjetas gráfica

nvidia.jpg

Este portátil tiene lo mejor de NVIDIA, una GeForce RTX 3080, aunque por lo pequeño del equipo está limitada a un diseño Max-Q con un consumo de 80 W. Eso la sitúa en un turbo de 1245 MHz, el mínimo de la tarjeta gráfica de NVIDIA, aunque Razer implementa un Dynamic Boost de 10 W. Si se ajusta el rendimiento del equipo en Synapse 3.0, el consumo pasa a ser de 90 W con Dynamic Boost, por lo que llega a los anunciados 100 W de consumo.

En general este equipo se comporta muy bien para el consumo de la tarjeta gráfica, aunque para el rendimiento efectivo ya depende de lo más o menos que dependa el juego de la frecuencia de los núcleos CUDA o solo del número de ellos. Por ejemplo, la diferencia de rendimiento en Red Dead Redemption 2 entre un consumo de hasta 90 W y uno de hasta 130 W es apenas un 7 % si se compara con otro equipo con un Ryzen 9 como el Zephyrus Duo SE. El Alienware m15 R6 aprovecha bastante mejor en juego la RTX 3080 configurada a 130 W por lo que la diferencia con respecto a este equipo se va al 15 %.

En esa situación de 90 W máximos el rendimiento del equipo es como un Blade 15 con una RTX 3070 con un consumo de hasta 100 W. Si se selecciona la opción de 'rendimiento' en Synapse 3.0 que habilita hasta 100 W de consumo, el rendimiento del equipo aumenta hasta conseguir los 74.4 f/s en Red Dead Redemption 2 —un 6.6 % más—, y en Shadow of the Tomb Raider no se gana mucho más, apenas un 1.5 % hasta los 106 f/s. En este juego hay que decir que la diferencia de rendimiento entre un consumo de 90 W y uno de 130 W es de apenas un 10 % por un 44 % más de consumo, por lo que no parece un juego que dependa tanto de la GPU y que el Dynamic Boost dé más paso al procesador en el sistema de 130 W, lo cual se sabe bien que beneficia más a Shadow of the Tomb Raider. Con esos 100 W el problema está en que el ruido se dispara.

Shadow of the Tomb Raider

Shadow of the Tomb Raider, DX12, FHD
Alienware m15 R6
RTX 3080 (110+15 W)
137
Zephyrus Duo SE
RTX 3080 (115+15 W)
116,1
Blade 14
RTX 3080 (80+10 W)
104,4
Predator 300 SE
RTX 3060 (80+10 W)
78,4
Vivobook Pro 16 OLED
RTX 3050 Ti (35+15 W)
69,7
Media (f/s) Percentil 99 (f/s)

Total War: Warhammer II

Total War: Warhammer II, DX11, FHD
Alienware m15 R6
RTX 3080 (110+15 W)
109,6
Zephyrus Duo SE
RTX 3080 (115+15 W)
89,6
Blade 14
RTX 3080 (80+10 W)
82,3
Predator 300 SE
RTX 3060 (80+10 W)
59,1
Vivobook Pro 16 OLED
RTX 3050 Ti (35+15 W)
46
Media (f/s) Percentil 99 (f/s)

The Witcher 3: Wild Hunt

The Witcher 3, DX11, FHD
Alienware m15 R6
RTX 3080 (110+15 W)
148,2
Zephyrus Duo SE
RTX 3080 (115+15 W)
133,5
Blade 14
RTX 3080 (80+10 W)
120,9
Predator 300 SE
RTX 3060 (80+10 W)
79,1
Vivobook Pro 16 OLED
RTX 3050 Ti (35+15 W)
55,2
Media (f/s) Percentil 99 (f/s)

Red Dead Redemption 2

Red Dead Redemption 2, Vulkan, FHD
Alienware m15 R6
RTX 3080 (110+15 W)
80,5
Zephyrus Duo SE
RTX 3080 (115+15 W)
74,9
Blade 14
RTX 3080 (80+10 W)
69,8
Predator 300 SE
RTX 3060 (80+10 W)
51,1
Vivobook Pro 16 OLED
RTX 3050 Ti (35+15 W)
44,8
Media (f/s) Percentil 99 (f/s)

Death Stranding

Death Stranding, FHD
Alienware m15 R6
RTX 3080 (110+15 W)
88,8
Blade 14
RTX 3080 (80+10 W)
84,5
Predator Triton 300 SE
RTX 3060 (80+10 W)
78,9
Zephyrus Duo SE
RTX 3080 (115+15 W)
78
Vivobook Pro 16 OLED
RTX 3050 Ti (35+15 W)
53,6
Media (f/s) Percentil 99 (f/s)

Rendimiento con DLSS

Actualmente hay más de cien juegos que implementan DLSS y por tanto ya es necesario analizar la mejora de rendimiento que aporta. He optado por probarlo en dos juegos distintos con una implementación de DLSS 2. Dejo por el momento de lado el trazado de rayos en tiempo real del que es capaz esta tarjeta gráfica porque el que solía probar, Control, me da problemas visuales en todas las RTX de movilidad por algún motivo que desconozco.

En Death Stranding hay una regresión de rendimiento, perdiendo un 4.5 % de los fotogramas por segundo al activar DLSS, y en Red Dead Redemption 2 hay una sustancial mejora del 12 %, haciendo además que el mínimo de f/s no caiga por debajo de 60 f/s.

APIMedia (f/s)Percentil 99 (f/s)
Death StrandingDX1284.548.7
DX12 + DLSS 280.949.9
Red Dead Redemption IIDX1269.857.3
DX12 + DLLS 278.662.8

Programas de configuración

0_002.jpg

La configuración del Blade 14 se hace a través de Synapse 3.0. No es que tenga muchas opciones de configuración, pero son bastante necesarias para un equipo para juegos como este. Es donde se personaliza la iluminación RGB del teclado, con los distintos modos habituales para los teclados de la compañía: arcoíris, estático, pulsátil, etc. Es fácil de configurar y se puede diferenciar entre el equipo tirando de batería o conectado a la red eléctrica.

El apartado más importante es el del ajuste del rendimiento del equipo y los ventiladores. Por defecto está en un modo equilibrado que genera bajo ruido y la tarjeta gráfica está un poco más limitada. Es en el que he hecho las pruebas. Pero se puede poner un modo de funcionamiento extra que resulta en un overclocking de la GPU y su memoria GDDR6. Por lo demás, este programa no tiene muchas más cosas que configurar.

Almacenamiento

El equipo incluye una unidad SSD de tipo PCIe 3.0 ×4 que tiene un rendimiento especialmente bueno para este tipo de unidades. Prácticamente está en los límites habituales de esta conexión.

Alcanza los 3569/3020 MB/s de lectura/escritura secuencial, y los 573/429 MB/s de lectura/escritura aleatoria, aunque en esto último en un caso extremo en el que no se aproveche el fuerte paralelismo bajo el que funcionan las SSD baja hasta los 46/146 MB/s. No es un escenario habitual, pero tampoco uno que no se dé en el día a día. En un uso normal en juegos, ofimática, etc., se notará el equipo perfectamente fluido.

Consumo y autonomía

img_4755.jpg

Este portátil es un buen equipo en el terreno del consumo. En juegos la tarjeta consumirá de acuerdo con el modo de rendimiento elegido. En el 'equilibrado' en las opciones de Synapse 3.0 el consumo se irá hasta los 90 W (80 W más 10 W de Dynamic Boost), y hay un nivel adicional de rendimiento que en realidad es una sobrefrecuencia. Lleva la velocidad de la GPU 100 MHz por encima de la habitual, y la de la memoria a 400 MHz por encima de lo normal. El resultado son 10 W más de consumo máximo, para un total de 80 W y 20 W de Dynamic Boost. Son los publicitados 100 W de consumo máximo de la tarjeta gráfica.

En carga, en el ajuste equilibrado, el equipo consumirá sobre los 130 W. En ciertas situaciones de estrés que puedan llevar a la CPU y GPU a consumir lo máximo, que son casi imposibles de darse con la combinación de CPU y GPU de este portátil, el equipo podría irse más hacia los 170 W, por lo que queda cierto margen con respecto a la fuente de 230 W incluida. Es un margen que disminuirá al hacer uso del modo de máximo rendimiento, que hará que el equipo consuma otros 10-20 W.

En cuanto a la autonomía, los 61.3 Wh que tiene de batería no darán para milagros. Si se juega no durará más de dos horas a unos 200 nits de brillo, pero si se están haciendo tareas normales, como navegar, ver vídeos, escribir un documento de Word, etc., sí puede llegar a las cinco o seis horas de uso. No es un equipo para el día a día porque le sobra consumo y le falta batería, pero puede servir para pasar algunas horas trabajando fuera de casa, en la universidad, haciendo alguna visita, sin tener que conectarlo a un enchufe.

Temperaturas y ruido

img_4741.jpg

Como en la mayoría de portátiles realmente orientados a jugar y no meramente que incluyan una tarjeta decente para jugar, Razer incluye varios perfiles de rendimiento en el programa de configuración. Por tanto, se puede conseguir un rendimiento algo más limitado pero con menos ruido, o más rendimiento con mucho más ruido. Tras probar varios escenarios, me quedo con el de por defecto, que me ha parecido equilibrado en todos los aspectos.

He probado esto en la prueba de estrés Time Spy de 3D Mark, y se puede ver en la imagen siguiente que en general el sistema de refrigeración hace un buen trabajo. En el modo normal de funcionamiento tanto la CPU como la GPU se mantienen sobre los 70-73 ºC, que es una temperatura que está lejos de los 100 ºC máximos que suelen tener estos chips de movilidad. A cambio el ruido se mantiene no demasiado alto, a unos 43 dB medidos a unos 60 cm de distancia desde la pantalla que sería la distancia de uso normal del equipo.

prueba_de_estre__s.jpg

El rendimiento en esta prueba de estrés es excelente, y eso que la frecuencia de la GPU tiene tendencia a situarse solo sobre los 1300 MHz. La de la CPU se mantiene constante sobre los 3.3 GHz. No hay caídas de rendimiento significativas que no puedan explicarse por procesos en segundo plano. La evolución del rendimiento en las 20 pasadas que tiene la prueba son prácticamente iguales.

En cuanto al teclado, las temperaturas en el mismo se pueden poner sobre los 40 ºC en la zona de las teclas WASD teniendo una temperatura ambiente de 25 ºC, lo que supone una Δ15 ºC. No resultará molesto, pero sí se notará ligeramente caliente. La parte inferior del equipo puede llegar a los 45 ºC por lo que no sería especialmente problemático de usar en el regazo mientras está en carga la CPU o GPU aunque tampoco sea muy recomendable.

El ventilador funciona a bajas revoluciones cuando el equipo no está en carga. Genera un ruido sobre los 30 dB, inaudible salvo que la estancia esté totalmente en silencio. En carga completa, con el modo de consumo de 100 W, se va a los 48 dBA de ruido, siendo molesto y por tanto será necesario utilizar auriculares. El sonido de estos ventiladores es muy, muy similar al de los MacBook Pro. Tienen un ligerísimo sonido agudo al funcionar a altas revoluciones, pero es un ruido poco molesto. Es un gran apartado de este equipo.

Buen diseño, potente y con buenas prestaciones: no se puede pedir más

img_4753.jpg

Razer está creando portátiles cada vez mejores con su clara intención de volverse el rey en este sector entre los jugones, aunque eso significa que sus equipos queden fuera del alcance de la mayoría. El Blade 14 con la RTX 3080 es un equipo realmente potente, pero su PVPR se sitúa en los 3000 euros. Creo sinceramente que merece la pena si alguien quiere un equipo delgado y potente, y en ese terreno no tiene ningún rival.

La construcción en metal es excelente, la pantalla una maravilla para jugar, aunque en la mayoría de juegos sea difícil aprovechar los 165 Hz sin bajar la calidad gráfica. La resolución QHD aporta nitidez en el uso del escritorio, pero a la hora de jugar recomendaría ponerlo en FHD. Es un equipo con baja sonoridad en carga, sobre todo al usarlo en el rendimiento por defecto de máximo de 90 W. Si se quiere jugar todavía más silenciosamente, se puede limitar la pantalla a 60 Hz.

El Blade 14 es un portátil que me ha impresionado. Las únicas pegas que le encuentro es que no dispone de conectividad moderna (USB 4 / Thunderbolt 4) por el procesador elegido, y que la autonomía del equipo es baja. Pero como es un equipo para jugar, y en todo caso para trabajar intensamente en programas de diseño o edición de vídeo —la pantalla es muy buena para ello—, tampoco es un equipo para usar sin estar enchufado.

Por lo demás, el equipo tiene una alta potencia, gran pantalla, gran diseño compitiendo como es habitual con el MacBook Pro, y en definitivo es un modelo muy recomendable para comprar. Si se quiere lo mejor de lo mejor con un énfasis en el diseño y portabilidad.

Recomendado Geektopia

Puntuación

9.0

sobre 10